jueves 29 de mayo de 2014 - 12:01 AM

El divorcio y su liquidación

Escuchar este artículo

Hoy en día, cuando los matrimonios estables son menos frecuentes, unas veces por la falta de tolerancia de las parejas, donde el equilibrio emocional de los hijos entra a un segundo plano y otras veces porque a los jóvenes en la actualidad no les interesa formalizar una relación, hace que muchas veces las crisis que se generan como consecuencia de los divorcios sean más que por la falta afectiva, por la distribución del dinero que capitalizaron dentro del ejercicio de esta sociedad civil.

La ley contempla protecciones para la mujer y los hijos estableciendo figuras jurídicas sobre los bienes inmuebles: los patrimonios de familia o las afectaciones a vivienda familiar, pero sobre los demás bienes que la pareja obtenga no existe ninguna regulación, constituyéndose en motivo de gran conflicto o quedando en manos de terceros, ajenos a la sociedad, mediante simulaciones o engaños. El peor negocio sucede cuando existiendo la sociedad conyugal, entra a disolverse con el divorcio porque aunque haya mucho dinero para repartir, éste siempre será poco para el que estaba acostumbrado a manejarlo cuando la sociedad estaba vigente. Esta es la razón del mayor conflicto y por la cual ninguna de las partes queda nunca satisfecha.

Una de las formas para que lo afectivo no dañe lo económico en una relación y viceversa, es firmar las capitulaciones previamente al matrimonio y/o la liquidación de la sociedad conyugal, antes de que se produzca cualquier tipo de divergencia. Esto no solo sirve para una separación sana, sino en caso de que alguno de los cónyuges realice un mal negocio no se afecte la economía familiar.

Desafortunadamente no tenemos la cultura para hacerlo, ya que si alguno de los esposos lo propone, dicha división económica es tomada como sinónimo de desconfianza y de falta de cariño, cuando verdaderamente se está evitando que por ello se generen reproches económicos por un mal manejo o una gran crisis en caso de una separación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad