jueves 16 de noviembre de 2023 - 12:05 AM

Ramiro Serrano

Incremento del valor catastral

Image
Columna de
Ramiro Serrano

Todos somos conscientes que la única forma en que se pueden hacer obras en los municipios es aumentando la tributación y es el impuesto predial el de mayor incidencia para adelantar dichas obras; lo que no vemos lógico es la iniciativa legislativa de autorizar el aumento del valor catastral del 50 % al 300 % como lo quiere hacer el proyecto de ley 292 de 2023, presentado por el gobierno.

A esto pongo las siguientes consideraciones: 1. Si se sube el valor catastral, por lógica se sube el valor del impuesto predial, afectando más el bolsillo de todos los que tienen un inmueble. 2. Esta medida también afecta el pago de impuestos como la renta y la valoración de las empresas; quienes tendrán que cancelar los impuestos en relación a un patrimonio superior. 3. Afecta la compraventa de inmuebles, especialmente hoy que se encuentra este sector tan deprimido. ¿Qué incentivo tendrán quienes compran a sabiendas de las cargas tributarias que le llegan? 4. A mediano plazo se incrementarán los cánones de arrendamiento, ya que dentro de esa cadena el más afectado es el que no tiene un inmueble propio. 5. Los valores por concepto de escrituración y boleta fiscal aumentarán al momento de realizar la tradición de los inmuebles. 6. No existe un fundamento legal para diseñar dicha política, ya que hoy el valor catastral tiene que hacerse con personal capacitado acorde a la ley y no con base solo en una decisión política.

No entendemos la razón del proyecto, más allá que ahorcar a quienes de una u otra forma tienen un inmueble; quedando simplemente la alternativa de contribuir con la inflación o terminar entregando los inmuebles al Estado por falta de pago.

Consideramos que aumentando los valores catastrales, no vamos a recoger más dinero para las obras, sino que vamos a empobrecer más a una población. Por lo que esperamos que el legislativo entienda las consecuencias de aprobar este proyecto y que el tener un inmueble no hace rico a nadie, sino simplemente ayuda a una sociedad con una mayor calidad de vida.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad