jueves 27 de junio de 2019 - 12:00 AM

La bicicleta

Sólo esperamos que esta buena iniciativa no quede en el papel de un gobierno que pasa, ante la falta de socialización y recursos
Image
Columna de
Ramiro Serrano

Aplaudimos la decisión de la Alcaldía de proyectar las vías públicas para el uso de la bicicleta, es un medio de transporte ideal, no contaminante, que promueve la salud y se le da oportunidad de desplazamiento a otros medios de transporte diferente a los vehículos. Lo que entramos a evaluar es la forma que se han hecho estas medidas sin ninguna planeación de ciudad.

Consideramos que estas medidas no tendrían ninguna oposición, si no se disminuyera el espacio a los vehículos particulares y de servicio público. Entremos a analizar algunas variables: 1) El urbanismo táctico se ha aplicado sobre las vías de la ciudad disminuyendo su capacidad de movilidad del parque automotor. 2) No se ha ejercido control sobre el transporte público pirata, llevando al estacionamiento de vehículos y motos en lugares congestionados de la ciudad. 3) El servicio público de Metrolínea no ha cumplido las necesidades que la ciudad necesita, porque no salieron los buses que debieron salir, por el deterioro del parque automotor y por la falta del estudio financiero para su viabilidad. 4) Las disminuciones de los carriles diseñados por la Alcaldía han llevado a afectar la movilidad en ciertos sectores de la ciudad. 5) No se han construido nuevas vías que solucionen las excesivas ventas de vehículos que circulan en la ciudad. 6) El trazado de la línea para la circulación de bicicletas no fue consultado con la comunidad. 7) No existe dentro del POT la aplicación para que en las licencias nuevas exista un estacionamiento de bicicletas.

Somos conscientes de la necesidad: tanto de incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte y de poner a Bucaramanga como un modelo de alternativa de movilidad a nivel nacional; pero tenemos que ser conscientes de que las decisiones no pueden tomarse con sentimientos infundados, sino de las realidades que existen en cuanto a vías, movilidad, parque automotor y capacidad de cumplimiento para realizar dichos sueños.

Sólo esperamos que esta buena iniciativa no quede en el papel de un gobierno que pasa, ante la falta de socialización y recursos para hacerla efectiva.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad