jueves 10 de junio de 2021 - 12:00 AM

La prevención no ha culminado

La flexibilización en las medidas que sugiere el ministerio puede ser la oportunidad de unir la normalidad que tanto extrañamos con los aprendizajes de estos tiempos
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Ramiro Serrano

En pleno crecimiento del pico de la pandemia se suscribe por parte del Ministerio de Salud, nuevas normas de bioseguridad con el fin de ir dando apertura a la vida social y económica de los colombianos. La resolución 777 en ningún momento, como se ha malinterpretado, ha acabado con las medidas de bioseguridad para contrarrestar el COVID-19, sino que las ha modificado así: Las actividades laborales no tendrán obstáculo para las personas que se encuentran vacunadas, las áreas sociales de los edificios deberán estar abiertas, se podrán realizar actividades sociales y asambleas teniendo en cuenta el aforo dependiendo de las áreas físicas, la cobertura de la vacunación y otros aspectos en los municipios donde se realizan, se exigirán medidas de bioseguridad cada vez menos restrictivas (por ejemplo, el distanciamiento social de dos metros baja a un metro). Dicha resolución también fortalece los SGSST de los edificios, y ve como necesidad fortalecer el desarrollo psicológico de los habitantes.

En este paso debemos preguntarnos: ¿Será que somos capaces de seguir con virtualidad en el desarrollo administrativo de los consejos de administración y asambleas generales?, ¿Entenderemos que la salud física y mental se desarrolla con el comportamiento social adecuado y constructivo y no individual y egoísta? ¿Los administradores entenderán que existen otros medios para tener informados a los copropietarios diferentes a la asistencia presencial en los Conjuntos?, ¿Habremos entendido la importancia que tiene el medio ambiente y el compromiso que debemos asumir desde nuestros conjuntos con un correcto manejo de basuras, aguas, optimización en el gasto de energías?, ¿Habremos entendido y aplicado la solidaridad social de la que habla la Ley 675/01 dentro de sus principios orientadores?

La pandemia nos ha impulsado a hacer muchos cambios en nuestras vidas y a reflexionar sobre cómo podemos ser mejores. La flexibilización en las medidas que sugiere el ministerio puede ser la oportunidad de unir la normalidad que tanto extrañamos con los aprendizajes de estos tiempos; atendiendo especialmente las afectaciones psicológicas que nos ha implicado todo lo que hemos vivido. Siendo positivos podremos seguir adaptándonos a los cambios que se nos exige.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad