jueves 31 de marzo de 2016 - 12:01 AM

Las construcciones del futuro

Los diseños de los inmuebles destinados a vivienda han cambiado a través del tiempo de acuerdo a las necesidades de las personas que habitan en ellos. Antes por ejemplo se construían casas con dos salas, dos comedores y cocinas gigantes ya que era el punto de reunión de las familias. Estas estructuras fueron cambiadas por habitaciones principales amplias, posteriormente por las salas de televisión, después por los estudios.

Hoy encontramos que esos grandes espacios sociales han sido reemplazados por las áreas comunes de las copropiedades hasta tal punto que hoy solo encontramos en las unidades privadas los dormitorios, un pequeño estudio o una sala-comedor muy reducida y una cocina tipo americano. Estos cambios se deben al incremento en el valor de la tierra; llevando al contructor a realizar proyectos en los que las áreas que no son de constante uso, sean compartidas en comunidad con los otros dueños de las unidades privadas de los edificios.

El futuro se ve muy diferente. El fenómeno de El Niño que tanto nos ha afectado, el creciente calentamiento global, el aviso inevitable de que existirá un racionamiento de energía y escases a futuro de agua obliga a que los constructores eleven sus diseños para que ofrezcan viviendas acordes a las necesidades del momento.

Es necesario pensar en edificaciones con recolección de aguas lluvias y manejo de basuras, con conductos donde las aguas residuales de los lavamanos y lavaplatos sirvan para los sanitarios, edificios donde se tenga energías alternativas como mecanismo para el ahorro de otras más contaminantes, donde se maneje el diseño para una verdadera aireación de las unidades privadas; como que a estas entren la suficiente luz día y existan temporalizadores para el ahorro de energía. En fin, viviendas que se identifiquen con la real escasez en que entrará el planeta y donde su derroche tendrá cada día que ser más costoso.

En pocos años veremos que los inmuebles que no tengan esta visión arquitectónica serán los viejos que por su costo serán más difíciles de sostener.

Es necesario pegar el salto, para no quedarnos atrás a esta real escasez y no afecte a futuro nuestra propia calidad de vida.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad