miércoles 15 de diciembre de 2010 - 7:29 PM

Las humedades en la propiedad horizontal

En esta época de intensas lluvias, nos preguntamos sobre la responsabilidad que tenemos en el arreglo de las humedades que se generan por el fenómeno del invierno ocasionadas por goteras, dilataciones, desagües, bajantes, etc. La ley de propiedad horizontal, en forma muy clara y para evitar conjeturas sobre este tema, relaciona los siguientes puntos:

1. Las terrazas y fachadas de los Edificios o Conjuntos son consideradas como bienes comunes esenciales. Por tal razón, su mantenimiento y conservación deben estar a cargo de todos los copropietarios, obligando a la propiedad horizontal a repararlas. Los dineros que se utilicen para dichos arreglos deberán salir del proyectado anualmente para mantenimientos  y en caso de no existir la provisión, del Fondo de Imprevistos, que por ley no puede ser inferior al 1% del presupuesto anual de gastos.

2. Referente a las áreas destinadas como bienes comunes de uso exclusivo, el mantenimiento y conservación le corresponde al propietario que está haciendo efectivamente el uso de dicho bien.

3. En cuanto a las humedades que se generan entre las vecindades de las unidades privadas, le corresponderá el mantenimiento a la unidad que está generando el daño.

4. Las ocasionadas en áreas comunes, en las que dichos daños se derivan de arreglos o adecuaciones realizadas por alguno de los copropietarios, el responsable será el obligado a realizar  la reparación.

Los perjuicios que sobrevengan por la omisión del mantenimiento o reparación oportuna de las áreas privadas que ocasionen daños a la copropiedad o a terceros, deberán ser asumidos por quien causó el daño. Por el contrario, si en un Edificio o Conjunto, en esta época invernal no se realizan los mantenimientos de sus terrazas y el propietario del último piso manifiesta la existencia de goteras que se encuentran afectando su  unidad privada sin que sea solucionada por el Administrador, los daños que se ocasionen por la omisión de ésta serán a cargo de la copropiedad.

De ahí la importancia de que los presupuestos aprobados por las Asambleas Generales de Copropietarios sean acordes no solo con las necesidades mediatas del Edificio o Conjunto, sino que se prevea su conservación y mantenimiento.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad