jueves 14 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Recibir y entregar

la administración de la propiedad horizontal tiene efectos sociales a futuro
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Ramiro Serrano

Una de las equivocaciones que tienen los copropietarios es que los órganos de administración de la copropiedad sólo pueden comprometer sus presupuestos, como las acciones administrativas exclusivamente por el año en que se encuentran ejerciendo el cargo, como si la persona jurídica naciera cada año. Efectivamente solo pueden gastar lo aprobado en los presupuestos, realizando los respectivos traslados presupuestales si así lo necesitaran; pero la contratación no se encuentra limitada, llevando con eso a comprometer decisiones administrativas futuras a menos de que se prohíba en forma expresa en los reglamentos de propiedad horizontal.

De ahí la importancia que tanto los administradores, como los miembros de los consejos de administración, cuando terminan sus respectivos periodos de ejercicio, hagan entrega formal y efectiva tanto al nuevo administrador, como a los consejeros nuevos de la gestión realizada. El administrador debe entregar toda la información y los procesos que realiza para el manejo de la persona jurídica, y el consejo de administración debe hacer entrega de los procesos de control respecto a la ejecución realizada por el administrador. El no hacerlo a lo único que lleva es que cada vez que se nombra un delegado para el ejercicio del cargo se inicien los procesos desde cero, retrasando a impidiendo la continuidad en la copropiedad.

Debemos consignar en los informes que presentamos a la asamblea general de copropietarios cuando ocurren dichas conductas, porque efectivamente perjudican a la persona jurídica. No entendemos por qué los administradores (sean los representantes legales o miembros del consejo de administración) cuando postulan sus nombres para que sean elegidos se presentan como unos redentores sociales y cuando salen ni entregan información de lo que han hecho y en forma egoísta dejan al garete la persona jurídica de la propiedad horizontal tanto en su administración, como en el control de la persona jurídica.

Debemos entender que la administración de la propiedad horizontal tiene efectos sociales a futuro y por lo tanto lo más correcto es generar esa información para su crecimiento y también para dejar tabulado lo que se realizó durante ese periodo. Estos nombramientos no son para egos personales, sino para generar cambios sociales.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad