jueves 27 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Vuelve y juega

Image
Columna de
Ramiro Serrano

Como en la legislatura anterior no alcanzó ser aprobada la reforma a la Ley 675/01, hoy se intenta de nuevo y sin ningún cambio, volver a presentar un nuevo proyecto de ley (PL: 205 de 2022 – Cámara de Representantes) involucrando los mismos intereses y errores que se presentaron en el proyecto anterior. En esencia las reformas van encaminadas a fortalecer los principios orientadores de la ley y sus definiciones, proteger al constructor en las entregas ante el consumidor inmobiliario y poder desvincular áreas futuras de los proyectos, la creación de multijuntas, imposición de sanciones a los administradores infractores de las normas y un múltiple de reformas que fortalecen más el interés individual de algunos, que el del colectivo de copropietarios.

En anterior legislatura se hizo debate con instituciones dedicadas a la administración de la propiedad horizontal tales como: Fedelonjas, asociaciones y especialistas de todo el país; donde se manifestaba la inconveniencia de este proyecto y la forma en que se presentó; pero desafortunadamente estos debates sólo se hicieron como un requisito de participación que establece la Constitución Nacional para este tipo de proyectos, haciendo perder el tiempo y desconociendo el conocimiento de algunos sectores y personas que hubieren enriquecido mucho esta iniciativa.

Este proyecto de ley se inscribe anticipadamente y de una manera clandestina a la comisión accidental de propiedad horizontal creada por la misma Cámara de representantes para adelantar dicho estudio y a sabiendas que no se pueden presentar dos proyectos sobre el mismo tema en una misma legislatura. Esto se convierte como una prueba de que las leyes que se adelantan en el legislativo en su gran mayoría son más para proteger intereses individuales, sobreponiendo a los colectivos; que la participación ciudadana para los proyectos de ley terminan convirtiéndose en el cumplimiento de un requisito y para el caso específico que se vendrán nuevas cargas para la propiedad horizontal, menoscabando esta figura y llevando a que los nuevos proyectos urbanísticos que se adelanten, se realicen por comunidad como se hacía antes de 1948 donde no existía la propiedad horizontal.

Todas estas acciones sólo llevan a la incredibilidad del órgano legislativo y a seguir deteriorando la propiedad horizontal con sobrecostos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad