jueves 23 de junio de 2022 - 12:00 AM

Y se hundió el proyecto de ley

Image
Columna de
Ramiro Serrano

Después de tantas audiencias y reclamaciones se hundió el proyecto de ley 511 de 2021 al no ser aprobado en plenaria en esta legislatura. La experiencia de haber manifestado la inconveniencia de dicha reforma a la Ley de propiedad horizontal, nos lleva a concluir varias situaciones: 1. En Colombia cualquier Senador o Representante a la Cámara puede llevar un proyecto de ley que resulte contrario a las necesidades del pueblo y por falta de control legislativo de los ciudadanos, pueden terminar afectando sus propios intereses. 2. En las ciudades y a nivel nacional existen asociaciones, colegios, lonjas y todo un grupo de instituciones muy importantes en el desarrollo de la propiedad horizontal, pero difícilmente existe un gremio como tal que pueda representar los intereses de todas. Esta situación hizo que particulares y otros gremios se impusieran ante las necesidades del colectivo. 3. Efectivamente existen insatisfacciones en los vacíos que tiene la legislación y reglamentos de propiedad horizontal que muchas veces son los entregados por el constructor, sobre las funciones del administrador y del consejo de administración, por lo que surge la necesidad de complementar su regulación. 4. Es necesario actualizar algunos temas que han sido cubiertos por otras normas como son la realización de las asambleas virtuales y los requerimientos que se deben tener de seguridad de las áreas comunes y el desarrollo de la virtualidad dentro de los procedimientos organizativos. 5. Es necesario entender que existen diferentes clases de propiedad horizontal (mixtas, comerciales, residenciales, industriales, cementerios, parcelaciones, etc.) y que no pueden legislarse como si todas estas formas urbanísticas fueran residenciales.

Queda un trabajo largo, primero el de buscar consensos entre todas las entidades que están trabajando en pro de la propiedad horizontal y que se elaboren unas líneas de trabajo para que Colombia siga siendo pionera en el desarrollo legislativo de la propiedad horizontal, saliéndose de imponer normas para satisfacer a sectores ajenos a la misma. Segundo, empezar el fortalecimiento y aprendizaje por parte de copropietarios, consejeros y administradores de lo que es vivir y gestionar proyectos en propiedad horizontal.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad