sábado 25 de octubre de 2008 - 10:00 AM

El conservatismo y el Polo Democrático

Mañana se realiza la consulta entre los partidos para elegir directorios a nivel nacional, departamental y municipal y otros delegados. En esa forma se van consolidando los partidos que son, luego de ese remezón que estremeció el continente e iba dejando a los países sin partidos, liquidando los tradicionales o apareciendo nuevas propuestas como la de los 'emergentes', tipo Chávez, Correa y Evo Morales. Pero no cabe duda que en este momento lo que empieza a definirse es la lucha por la candidatura presidencial.

En ese orden de ideas, tanto el partido de la U, como Cambio Radical no tienen problemas, porque desde ya tienen la situación definida alrededor de Santos la primera y de Vargas Lleras la segunda, que entre otras cosas refleja la lucha tradicional de las familias Santos y Lleras. No así el conservatismo y el Polo Democrático, que son los partidos que no tienen un líder definido y necesitan dirimir la contienda a base de consultas populares. Porque en definitiva en el partido liberal se sabe que una candidatura de César Gaviria uniría a los liberales que hoy se dispersan en fuerzas menores como las de Rafael Pardo, Gómez Méndez y Cía, sin descontar una posible alianza con Vargas Lleras, que le coquetea su regreso desde hace rato.

El conservatismo pasa por uno de sus mejores momentos bajo el punto de vista burocrático, por la amplia base de funcionarios que tiene en el gobierno, mas no así en cuanto a la conducta de sus dirigentes, duramente cuestionados como el ministro del interior, Valencia Cossio, ahora el presidente del Senado, la Yidis política y muchos otros dirigentes que mantienen relación permanente con la Fiscalía por enredos de diversa índole, así como con la Corte Suprema de Justicia.

Pero en todo caso se muestra como una fuerza que sigue pesando, que se manifiesta en su bloque parlamentario cohesionado, que ha tenido como eje a Carlos Holguín Sardi, a quien no le puede desconocer ese papel de elemento cohesionante, sobre todo cuando se produjo una desbandada que amenazó con liquidarlo. Y el Polo Democrático, que es la única iniciativa de la nueva política que prosperó y se hizo partido porque cuenta con una ideología propia, como no la tienen Cambio Radical y el partido de la U, que son partidos de estación, personalistas, que no reflejan tendencias ideológicas definidas.

La izquierda se ha aglutinado alrededor del Polo, pero contra su existencia conspiran el liberalismo, que le quiere echar mano a Lucho Garzón, bien sea por acción de César Gaviria o de Ernesto Samper, quien sueña con volver a la política militante, para tratar de enmendar su paso frustrante por el gobierno. Y la lucha entre las tendencias moderadas, con las extremas de Carlos Gaviria, sin que se haya consolidado el gran líder que los aglutine a todos y haga viable una posibilidad de gobierno. Estos dos partidos mañana empiezan a definir su suerte, con la elección de sus dirigentes para el juego máximo electoral de la Presidencia.

Otros comentarios: raulpachecoblanco.blogspot.com

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad