sábado 06 de febrero de 2010 - 10:00 AM

¿Por quién votar?

Ya es tiempo de pensar por quién votar en las próximas elecciones. Es el mínimo derecho que da la democracia para influir en algo, luego no se puede despreciar.

Entrar a formar parte de un electorado escondido, que no se manifiesta porque según él no vale la pena pues todos los candidatos son una parranda de ladrones y de mentirosos que solo buscan y mendigan un voto y después se fugan con las arcas llenas, no vale la pena. Ese electorado nunca se manifiesta y solo juega un papel eminentemente pasivo, que apenas se duele de su suerte. En lo que respecta a Santander, la cosa se ha puesto peluda, porque tanto avivato que ha entrado a la política, en todos los partidos, se ha encargado de crear este descontento, esta insatisfacción. Pero hay personas que aún encarnan las buenas costumbres y tienen alguna solvencia moral como para poder aspirar. En el lado conservador, está el caso de Jorge Humberto Mantilla, quien lleva una brillante trayectoria en la cámara de representantes y sin alardes ni aspavientos ha ido conquistando su espacio político, además de poseer una buena formación académica. Nunca se ha dicho de él nada en contra, pues por donde quiera que ha pasado ha sabido demostrar su capacidad de trabajo, su espíritu solidario y su versación en los negocios públicos. Ahora se lanza al senado y se constituye en una carta a jugar. Lo mismo podemos decir de Oscar Josué Reyes, quien se desempeñó con eficiencia en Caminos Vecinales. Ha sido secretario de Gobierno, congresista, y aunque iba trastabillando con su paso a Convergencia Ciudadana, tuvo el valor de enmendar su error y volver al redil. Para la Cámara de representantes está postulado e inscrito Pedro Julio Solano, ex alcalde que fue de Floridablanca, en donde demostró su capacidad administrativa y su don de gentes para ganarse el aprecio de su comunidad. Igualmente Oscar Javier Martínez, hijo de Oscar Martínez, de grata recordación dentro del electorado de la provincia de San Gil y del área metropolitana y Carlos A. Marín Ariza, quien lleva ya un amplio recorrido político y ha sido congresista. Del lado liberal sobresalen el actual presidente de la Cámara de representantes, quien se lanza como senador y Edgar Castellanos , el hijo del gran Benedicto, tan apreciado por todos nosotros. Y acaba de dar una muestra de moralidad pública al renunciar su señora a un cargo de tantas campanillas como el viceministerio de Relaciones, fruto de tantas tentaciones diplomáticas. Otro representante excelente, inobjetable, es Sergio Rangel Consuegra, que va en llave con Leonor Serrano de Camargo. Ellos deben tener como guía a un senador santandereano que sacó la cara por todos, como lo fue Hugo Serrano Gómez, quien era mirado con respeto por tirios y troyanos. Si no llenan nuestras aspiraciones estos candidatos, nos tocará votar por el Más Pingo.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad