sábado 09 de enero de 2010 - 10:00 AM

La 'Cosiata' de Hugo Chávez

La 'Cosiata' era la forma de llamar en Venezuela el estado de las relaciones con Colombia, debido al saboteo que hacía el general José Antonio Páez a los planes del Libertador de unir la Nueva Granada y Venezuela dentro de ese criterio integracionista en el cual se movía Bolívar, aprovechando que éste se hallaba dedicado a la independencia del Perú.

Páez atizaba la hoguera a base de nacionalismo crudo, atacando el 'centralismo despótico' del general Francisco de Paula Santander, con quien entabló una enemistad muy bien llevada. Nada menos que contra el hombre de las leyes, el garante del estado de derecho liberal, a quien Bolívar había graduado de legalista a morir, dejándolo muy mal parado ante sus amigos que lo veneraban como la encarnación de la ley misma, al cual no le cabía el despotismo en las charreteras y menos en el sable. Santander mandó llamar a Páez para que se pusiera a las órdenes del Congreso y explicara sus movimientos contrarios a las órdenes impartidas, pero no le paró ni media bola el caudillo llanero, y antes por el contrario, sublevó a la gente de Valencia, que estuvo atenta a prestarle todo su apoyo y colaboración para que no se la dejara montar del general Santander.

Y empezó a preparar el ejército, situarlo en sitios estratégicos y estar a la orden para atacar a La Nueva Granada, tal como lo está haciendo ahora el coronel Hugo Chávez.

Ya el general Páez estaba en plan de combate, a espaldas del Libertador, pero se lo comía a cuentos para desprestigiar a Santander. Se estaba pues, en pie de guerra y a eso se llegó a llamar 'la cosiata', para reflejar lo enredada que estaba la situación con el hermano país.

Afortunadamente Bolívar fue informado de la situación tan difícil, tensionante, que había con Bogotá y decidió marchar desde Perú hasta Caracas para poner orden a ese desbarajuste.

Lo hizo, pero favoreciendo a Páez, a quien le dio el espaldarazo y lo elevó como jefe civil y militar de Venezuela, mientras que Santander quedaba desautorizado.

Así que el papel que cumplió el general Páez en esa oportunidad, es el mismo que ahora asume Chávez, tratando de marear las relaciones con Colombia para desatar, como Páez, una guerra entre los dos países.

No tiene por lo tanto nada de Bolívar el coronel Chávez, porque en lugar de unir, dentro de la línea de los sueños de Bolívar, lo que quiere es dividir y propiciar una guerra para imponer la doctrina marxista –leninista, en cerco cerrado con la guerrilla de las Farc.

A quien emula Chávez no es precisamente al Libertador, sino al general llanero José Antonio Páez, quien junto con el general Flores en Ecuador, acabaron con la Gran Colombia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad