sábado 08 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Mi voto por Antanas Mockus

Yo pensaba votar por Noemi  Sanín, como lo hice en la consulta conservadora, precisamente para detener la avalancha que se venía encima con Andrés Arias y que según el expresidente Pastrana, eso conllevaría a entregarle el partido conservador a Juan Manuel Santos. Sin embargo, han sido tantos los errores cometidos por los manejadores de la  candidatura de Noemi Sanín, como  haberla lanzado por el partido conservador, cuando ella tenía ya un status nacional, hasta la táctica de buscar camorra en donde fuera, bien sea con el ex ministro Arias, o con Juan Manuel Santos.

A tal punto, que en las encuestas el arranque fue muy bueno, pero ha terminado por venirse abajo y, más, por  la confrontación entre dos fuerzas, la de Santos y la de Mockus, que hoy polariza la opinión publica colombiana. Estamos pues, ante un  panorama distinto , ante una geografía diferente.  Si uno vota en la primera vuelta por Noemi Sanín, le tocaría votar en la segunda por Juan Manuel Santos, según la última estrategia que están manejando los jefes conservadores, para no quedar fuera del gobierno de Santos. Y si uno no piensa votar por Santos en la segunda vuelta, ¿qué sentido tiene votar por Noemí en la primera vuelta?. Si se trata de cuota en el gobierno, al presidente elegido lo que le importa es la fuerza que refleje el parlamento, que en este caso, ya está asegurada, con los parlamentarios elegidos. Así que este argumento no funciona. Luego no queda otra alternativa que votar por el profesor Mockus. 

Y lo hago, no para expresar una aversión enfermiza contra Álvaro Uribe, pues lo que el país le debe al presidente es mucho y se valorará con el tiempo. No es el momento de poner en la picota al presidente Uribe, ni más  faltaba. Así que no hemos utilizado palabras denigrantes, como aquella de la casa de Nari, tan del gusto de los oposicionista rabiosos, ni el presidente paramilitar, ni el presidente mafioso. Pero las cosas han llegado a tal punto, que el país necesita una tregua, un cambio de rumbo, que se lo puede dar el profesor Mockus. Y si se tiene dudas ante su capacidad para dirigir el país, ante su manera de ser y sus escasos conocimientos constitucionales, a él lo respalda todo un equipo. Y un señor equipo, muy superior al que utilizó el presidente Uribe en sus gobiernos.

Luego no se trata de un salto al vacío. Ahí están Peñalosa, Lucho Garzón, Fajardo, el profesor Kalmanovitz, etc. Una buena mezcla de la política y la academia. Este no es un triunfo de la oposición, ni mucho menos, se trata de una nueva fuerza renovadora, que sólo de tarde en tarde se manifiesta. No es el asilo de los idiotas útiles, ni de los amigos de Chávez, ni de Piedad Córdoba, ni de las Farc, ni del ELN, ni de los comunistas, ni de los narcotraficantes, ni de los paramilitares. Se trata de una expresión de la opinión pública. De ahí lo respetable.  

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad