domingo 29 de marzo de 2009 - 10:00 AM

A los motociclistas

Es la motocicleta un vehículo muy útil pero también muy peligroso. En efecto, es menos costoso, está al alcance de las clases populares a quienes sirve como instrumento de trabajo y para el transporte familiar; utiliza menos combustible; ocupa menos lugar y es menos perjudicial para la malla; vial contamina poco; transporta más rápidamente en especial en el caso de los frecuentes trancones; es muy ágil y versátil. 

Pero es a su vez un aparato supremamente peligroso. Tiene poca estabilidad; por ser muy maniobrable se puede meter por todas partes e invita a movidas imprudentes; sus usuarios están muy desprotegidos en los casos de accidentes; es menos visible para los demás conductores y los peatones, etc. Por lo tanto, debe ser utilizada con máxima responsabilidad.

Quien se sube a uno de esos aparatos debería pensar: 'No solamente estoy en inminente peligro de muerte o de lesión, sino también de convertirme en un homicida'. Por lo tanto, la prudencia y el respeto a la propia vida y la de los demás debe ser obsesión permanente de todo motociclista responsable.
Para ello debe tenerse en cuenta al menos lo siguiente:

. No conducir en estado de alicoramiento, de stress, de rabia, de euforia, de arrebato o tensión emocional. No dejarse distraer; hay que tener el cerebro listo, concentrado y despejado.
. Revise los frenos, la dirección y las llantas para que estén en perfecto estado.
. Este medio de transporte lleva en menor tiempo a su destino; por lo tanto, debo ir despacio y tranquilo.
. Nunca se debe superar el límite de velocidad permitido aunque la calle esté vacía, ya que cualquier obstáculo imprevisto podrá convertirse en accidente mortal.
. Cuando el tráfico esté parado y quiera avanzar en medio de las filas de automotores hágalo despacio, ya que algún peatón imprudente puede estar atravesando la vía o algún automovilista puede abrir distraídamente la puerta.
. No se apresure a arrancar en los semáforos, pues puede encontrarse con peatones imprudentes o lentos en atravesar la calle.
. Por razones de estabilidad y visibilidad, sea muy cuidadoso en las curvas o cuando adelante a otro vehículo.
. No transporte carga que sea ancha, pueda desequilibrar, generar inestabilidad o dificultar la visibilidad o que, debido a su peso, pueda dificultar el frenar o maniobrar el timón. En todos los casos asegúrela bien.
. Nunca lleve en la parrilla a mujeres embarazadas, a minusválidos o a niños que no sean capaces de defenderse por sí solos.
. Utilice todos los adminículos exigidos por las autoridades y en particular cascos de buena calidad; respete cuidadosamente y por convicción las normas de circulación y de seguridad.
. Nunca circule en contravía y menos aún por los andenes y parques. Hacerlo es un acto irresponsable e irrespetuoso.
. Ame y respete la vida y la integridad personal. Quien ama la vida ama la seguridad propia y cuida de la integridad de los demás.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad