domingo 16 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

El fiscal y la ética ciudadana y profesional

A mi parecer nuestro fiscal no obró éticamente como ciudadano y tal vez tampoco como profesional.

Jorge Pizano quien le pidió a su amigo que hiciera conocer las irregularidades, muestra después su desengaño con el comportamiento indiferente de NHM y del grupo financiero del cual era su asesor.

Me parece ingenuo y aún contradictorio con algunos testimonios creer que NHM no se percatara de la gravedad de tales anormalidades y de sus repercusiones en el bienestar general.

¿Tenía el deber de haberlas denunciado a las autoridades competentes? Hasta dónde estaba impedido a hacerlo por deber y secreto de ética profesional? ¿Hasta dónde llega el secreto y compromiso profesional cuando está de por medio el bienestar general? No me atrevo en este momento a responder a tan complejas aporías.

El Grupo AVAL se preocupó por recuperar sus dineros. Y por el bienestar general? “nanay cucas”. Tapen, tapen, confidencialidad, tal es la “política” del zorro y la “ética” del capitalismo salvaje. Y todo impunemente? ¡Qué vergüenza!

De acuerdo con los principios de la ética general, el fiscal debería renunciar a su cargo. Pero, ¿de acuerdo con el ordenamiento jurídico preexistente puede ser destituido?

Eso es harina de otro costal. Porque (como ilustraré en otro escrito) los Estados se rigen y deben regirse por la objetividad de la ley, no por “principios éticos”, muchas veces susceptibles de múltiples interpretaciones. Y las decisiones de los jueces no pueden regirse por la ética, sino por las legislaciones del Estado, el Derecho Internacional o la CPI. ¿NHM al no denunciar las irregularidades de Odebrecht violó alguna ley? Asunto discutible.

Planteo un último interrogante: ¿Es conveniente para el bienestar general que el fiscal renuncie a su cargo? Porque la opción ética no puede regirse solamente por los “principios”, sino por “las consecuencias”. No solo por el “bien” sino por el menor mal. ¿Qué mejor que un zorro puede combatir o defender a sus congéneres?

PD.: No entiendo por qué el hijo del simpático Salustiano Tapias se metió en semejante berenjenal. ¿Por interés personal, por ansia de poder o por deseo de servir?

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad