domingo 09 de agosto de 2009 - 10:00 AM

La colaboración norteamericana

Era de esperar que Chávez y sus lacayos del ALBA nos acusaran de traidores, desestabilizadores, guerreristas, entreguistas al imperialismo gringo, una amenaza etc.. apenas conocieron el proyecto de colaboración con los norteamericanos en labores de inteligencia e interdicción contra el narcotráfico y el terrorismo. No merecen que se les haga caso.

¿Por qué no protestaron cuando durante años desde la base de Manta en Ecuador, los EEUU realizaron, con autonomía, las mismas actividades que ahora realizarán bajo el control colombiano? ¿Por qué el imperialismo bolivariano es bueno y no el norteamericano? Comprendo y me parece que sin perder nuestra autonomía, debemos escuchar las inquietudes de gobiernos serios como los de Chile y Brasil, que no pretenden intervenir en nuestros asuntos.

Del Polo Democrático, organización contaminada por ideologías trasnochadas como la comunista y el MOIR, no se podía esperar otra cosa.

Me sorprendió que el precandidato liberal Rafael Pardo, delfín del ex presidente Gaviria y su ex ministro de Defensa, ahora haya cambiado de posición y se haya alineado demagógicamente con el Polo. Si bien Gaviria ha tratado de enmendar la plana, tan sorprendente e incoherente reacción la pagará en las urnas.

Es una realidad que no tenemos los recursos económicos y tecnológicos para afrontar solos la compleja lucha contra el narcotráfico y la subversión. Si bien las relaciones internacionales no están regidas por amistades sino por intereses, en estas circunstancias tenemos intereses comunes con los EEUU.
Necesitamos y nos conviene aceptar su colaboración. Lo importante es analizar los términos y límites de ella.

Por soberanía no podemos aceptar operaciones autónomas ni secretos en la información recolectada, ni inmunidades para los norteamericanos. Y debe establecerse claramente que dicha colaboración se limita a actividades contra el narcotráfico y el terrorismo en nuestro territorio, sin inmiscuirnos con nuestros vecinos.

Hecho esto, no hagamos caso a los escándalos farisaicos del grupo chavista pues, como dice el Quijote, 'ladran, luego cabalgamos'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad