domingo 09 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Suprimida la 'ética profesional' en la UIS?

Hace varios años para cumplir los requisitos del Icfes y suplir una importante falencia en la formación de los futuros egresados, las autoridades académicas de la UIS introdujeron la cátedra de Ética Profesional en los curricula de las Ingenierías. Con muy buen criterio delegaron la responsabilidad de dicha Cátedra en los jefes de Escuela, quienes mejor conocen las necesidades del ejercicio profesional y sus dilemas éticos.

En este momento la cátedra de ética profesional está siendo desmantelada para reemplazarla por un interesante programa de 'Ética Ciudadana' que no responde a la orientación específica de la Ética profesional.

No entiendo si la intención de los legisladores fue complementar la formación ética de los estudiantes con una nueva cátedra o suprimir, como se está haciendo, la cátedra de la Ética profesional. Si de lo primero se trata es loable la iniciativa ya que es muy débil la conciencia política de nuestros estudiantes, casi inexistente el debate político dentro del claustro, casi nulo el compromiso de la Universidad en el quehacer político colombiano y muy precario el liderazgo político ejercido por nuestros egresados. Tal vacío fue llenado los años 70 a los 90 con una cátedra similar denominada 'Instituciones colombianas' dentro del 'programa de formación humanística' en mala hora eliminado de los curricula a finales de los 90.

Pero es un error suprimir la Cátedra de 'Ética profesional' para reemplazarla por otro de 'Ética ciudadana'. Es evidente que un auténtico profesional debe ser también una persona íntegra y un buen ciudadano. Pero el título profesional conlleva actividades y responsabilidades específicas que superan a las del simple ciudadano.  

La cátedra de 'Ética profesional' en un espacio necesario de debate y reflexión sobre la conciencia de identidad profesional en un área específica de liderazgo social, ideal y perfil del buen profesional; responsabilidades específicas con la sociedad, sus colegas, su actividad, el medio ambiente; responsabilidad social del trabajo, de las empresas, del liderazgo laboral; responsabilidades políticas del ejercicio de la ingeniería en sus áreas de desempeño etc.. etc..., son tópicos esenciales en la formación de los futuros egresados.

Me niego a creer que tal medida haya sido consultada y debatida en el claustro de profesores de Ingeniería; algunos jefes confiesan que fue una decisión inconsulta.

¡Cual no sería el alboroto que se armaría en la Facultad de Salud si se pretendiera reemplazar la cátedra de bioética o de ética médica por una de ética ciudadana! Eso sería ignorar el papel trascendental y específico de su desempeño profesional y sus responsabilidades concretas con la comunidad. Acaso la ingeniería es una actividad cualquiera sin papel y responsabilidades específicos, concretas y trascendentales en la vida de la comunidad nacional, en la utilización de la herramientas de los adelantos tecnológicos y del progreso en beneficio de la comunidad humana?

Queda pues claro que si la intención de las autoridades académicas de la UIS con esa medida fue borrar de los curricula de Ingeniería la cátedra de Ética Profesional no sólo están ignorando las disposiciones al respecto sino que están propiciando un peligroso vacío en la formación profesional de los futuros ingenieros.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad