jueves 02 de noviembre de 2023 - 12:00 AM

Rodrigo Javier Parada

Balance electoral

El pasado domingo se llevaron a cabo las elecciones regionales y las conclusiones a las que podemos llegar son diversas. La primera de ellas es que tristemente el abstencionismo sigue siendo protagonista; en Santander votó sólo el 53 % de los ciudadanos habilitados, lo que implica que el 43 % de los santandereanos son indiferentes o no vieron con buenos ojos a los candidatos que se postularon. Celebrar las elecciones es sumamente costoso para el Estado y decepciona ver cómo muchos ciudadanos desaprovechan la oportunidad de sentar una voz de protesta frente a las múltples situaciones de inequidad que se experimentan a diario.

Otra gran conclusión a la que se llega es que Rodolfo Hernández, el “político diferente” que tuvo la posibilidad de ser presidente de la República, perdió atractivo para muchos votantes. La penosa enfermedad que lo agobia y los múltiples escándalos que ha tenido que soportar, sin duda alguna pesaron al momento de elegir. Su partido perdió todas las curules en el Concejo de Bucaramanga y la ausencia del candidato durante toda la contienda fue notable. A eso debe sumarse que el Consejo Nacional Electoral revocó su inscripción hace algunas semanas.

Ahora, sin duda alguna el gran elector de esta jornada fue Gustavo Petro; la izquierda perdió por él y la “centro-derecha” ganó gracias a él. Aunque para Gustavo Bolivar, otrora candidato a la alcaldía de Bogotá, “hubo un voto de castigo al Pacto Histórico”, lo cierto es que los constantes desatinos y enfrentamientos del presidente, fueron determinantes para que ganaran por mayoría los opositores al gobierno nacional. Aún así, mención aparte merece el discurso que ofreció el primer mandatario al finalizar la jornada electoral; fue amable, incluyente y conciliador. Nada de lo que hemos visto estos meses.

Y finalmente, pero no menos importante, es el hecho de que en el área metropolitana se eligieron 6 mujeres y 66 hombres concejales; absolutamente increíble es el hecho de que exista tan poca representación femenina en escenarios tan importantes para los municipios. Es hora de que en el Congreso de la República se analice la posibilidad de ampliar la cobertura de la “ley de cuotas”, para garantizar la presencia de mujeres en los recintos democráticos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad