jueves 08 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Ejemplo nacional

Hace algunos días el hoy senador Alex Flórez Hernández, protagonizó un penoso incidente en un hotel en Cartagena de Indias, cuando fue abordado por las autoridades policivas que fueron llamadas por cuanto el parlamentario pretendía ingresar embriagado a su habitación junto a una trabajadora sexual. Que Flórez se embriague y solicite servicios sexuales pagos, es realmente irrelevante; cada quien hace en su tiempo libre lo que estima está bien. El reproche nacional se dio por lo que sucedió luego de que los agentes policiales le abordaron, e incluso por lo que los días siguientes respondió el implicado.

Las grabaciones de los agentes policiales que acudieron al llamado ciudadano, dan cuenta de que el servidor público les agredió verbal y físicamente, empujándoles y espetando en su contra una serie de improperios que no vale la pena recordar en estas líneas. Y como si no hubiese sido suficiente, también se despachó en contra de los cartageneros, así sin más. Esto, sumado a que unas horas después, cuando recibió la llamada de los medios de comunicación, y sin sonrojarse al menos, afirmó que su actuar estaba justificado y que finalmente su trabajo era hacer leyes, y no el de “servir de ejemplo” para la humanidad.

Que el senador se embriague y se orine en su ropa, efectivamente no tiene por qué importarnos, pero que en esa condición agreda a la fuerza pública y tilde a los patrulleros de “homicidas”, dista ostensiblemente de su propuesta electoral: “transformar a Colombia con educación”. Bueno, salvo que el parlamentario considere que a los gritos y a las patadas es que se ajusta el comportamiento de las personas; vaya uno a saber.

Y la mayor muestra de su talante la dio luego de que el país entero se escandalizara por todo este episodio: como por arte de magia, de un momento a otro, sacó pecho y dijo ahora que efectivamente sí era parte de su labor ser una guía para la ciudadanía, debiendo guardar la respectiva compostura en todo momento. O sea, sí pero no, dependiendo de qué tan negativo sea lo dicho para su imagen. Un clásico. En fin, efectivamente Alex Flórez es un ejemplo nacional, de lo que no debe representar un servidor público.

RODRIGO J. PARADA
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad