jueves 16 de noviembre de 2023 - 12:15 AM

Rodrigo Javier Parada

Incomunicados

Dentro de los tantos temas que deberán solucionar a partir del 1 de enero de 2024 los nuevos mandatarios regionales, está el de la movilidad entre la región y otros destinos nacionales e internacionales. Al momento de escribir esta columna la carretera que comunica a Bucaramanga con Barrancabermeja se encuentra cerrada, y la aerolínea Avianca informa que cancelará la ruta aérea que ofertaba desde la capital del departamento hacia los Estados Unidos. Esto sumado a la misma decisión que hace varios días la aerolínea Spirit había tomado, por razones de rendimiento y rentabilidad.

Es urgente que los dirigentes políticos tomen conciencia acerca de la importancia de poder mantener conectada a la región, o al cabo de unos años el nivel de desempleo y pobreza aumentarán significativamente. De nada sirve tener buenos productos o amplias ofertas turísticas, si no hay quién compre o quién venga con facilidad. Santander se había venido presentando como una región en la que valía la pena invertir, pero difícilmente esta imagen se podrá mantener si no se solucionan este tipo de situaciones.

A nivel terrestre, debe buscarse urgente la intervención del gobierno nacional para habilitar corredores viales y ejecutar las obras de mitigación de riesgos que se presentan actualmente. Y a nivel aéreo, hay que ofrecer beneficios tributarios a las aerolíneas para convertir a Santander en una especie de “centro de conexiones”. Ahora ¿y si además convertimos a Santander en una gran zona de entretenimiento? Me explico: muchos de los grandes artistas del momento se han presentado recientemente en Medellín, precisamente porque los beneficios y facilidades para los empresarios, son inigualables. La exención de tributos incentivan la ocupación hotelera y el consumo local, por ejemplo.

En fin, la ecuación que hoy usamos nos arroja pérdida y por eso debemos ajustar los valores. No a punta de discursos mejora la economía y menos aún la imagen de la región. Necesitamos innovar y proponer nuevas alternativas. Precisamente por ello aplaudo el que Juvenal Díaz y Jaime Andrés Beltrán hayan visto la necesidad de mantener a Spirit operando en la región; dirigentes activos y con proyección es lo que necesitamos urgentemente.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad