Publicidad

Rodrigo Javier Parada
Miércoles 10 de enero de 2024 - 12:00 PM

No hay policía pa tanta gente

Compartir
Imprimir
Comentarios

Durante la primera semana de su mandato, el alcalde Jaime Andrés Beltrán expidió un decreto a través del cual se restringía el consumo de sustancias estupefacientes y alcohol en parques y escenarios deportivos de la ciudad. La medida obedece al cumplimiento de una orden emanada por la corte constitucional hace ya un buen tiempo, y a través de la cual señaló que le correspondía a las autoridades municipales regular la materia. Esa misma medida ha sido adoptada, afortunadamente, por otros alcaldes a nivel nacional. Infortunadamente, hacerla efectiva es absolutamente complejo, y la ciudadanía debe ser consciente de ello.

Para nadie es un secreto que la fuerza pública es insuficiente para atender las múltiples situaciones que constantemente se presentan. Desde vecinos ruidosos hasta homicidios, deben atender a diario los agentes estatales, y por supuesto que la capacidad de reacción inmediata es insuficiente. Precisamente por esa razón, es necesario crear y/o fortalecer lo que denominamos como “frentes de seguridad ciudadana”; básicamente son grupos de vecinos organizados que cooperan con las autoridades para detectar a los delincuentes.

En Lagos del Cacique, por ejemplo, los habitantes se unieron para adquirir un sistema de cámaras y bocinas, para alertar a las autoridades cuando se presentan situaciones que afectan la pacífica convivencia. Según entiendo, los niveles de inseguridad han disminuido considerablemente, por cuanto se ha logrado la articulación con el cuadrante policial. Esta medida, replicada en todas las comunas y coordinada a través de los distintos ediles, puede ser efectiva para lograr ejecutar el decreto municipal mencionado.

Si, a manera de propuesta, los vecinos de una copropiedad donaran y/o permitieran la instalación de bocinas y cámaras de vigilancia en sus edificaciones, para que estas se integraran en una especie de “centro de vigilancia comunitaria”, seguramente las autoridades podrían lograr mejores resultados. No existe personal o presupuesto suficiente para llegar a todos los rincones de las ciudades, y la ciudadanía debe ser consciente de ello.

Ojalá y dentro de los distintos planes de desarrollo municipal se esté pensando en la necesidad de vincular a la ciudadanía para la solución de la problemática de seguridad; de lo contrario, podrán construirse todos los centros de detención que se quiera, y al final nada cambiará.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad