domingo 04 de julio de 2021 - 12:00 AM

¿Crisis Gemelas?

Llama la atención mirando a estos dos tipos de crisis, que frente a la primera, la financiera, tanto los políticos como los economistas generalmente se muestran favorablemente dispuestos a que los bancos centrales acudan al rescate de las instituciones financieras...
Image
Columna de
Rudolf Hommes

La crisis financiera que experimentó el mundo en 2008 y la pandemia causada por el Covid-19 tienen muchos rasgos comunes y grandes diferencias. Era previsible que en algún momento podrían suceder, pero no se podía saber con certeza cuándo y mucho menos el alcance que tendrían. Quizás se tenía alguna idea más concreta de lo que podría pasar como consecuencia de una gran crisis financiera, cuando el sistema bancario queda en peligro de colapsar como consecuencia de ella. Pero posiblemente muy pocas personas tenían una previsión correcta, o pudieron imaginar aproximadamente lo que traería consigo la pandemia. Aún hoy no sabemos cuánto tiempo más va a durar, si la van a dominar, o las consecuencias que tendrá sobre la sociedad y sobre las economías, excepto que las más pobres van a sufrir mucho más que las avanzadas. Tampoco tenemos una lectura, ni siquiera aproximada, de cómo será el mundo post pandemia, lo que puede sucederles a nuestros sistemas políticos, o cómo afectará la vida, el bienestar y la seguridad de nuestras familias. Todavía enfrentamos y estamos expuestos no solo a riesgos indeterminados sino a una gran incertidumbre.

Llama la atención mirando a estos dos tipos de crisis, que frente a la primera, la financiera, tanto los políticos como los economistas generalmente se muestran favorablemente dispuestos a que los bancos centrales acudan al rescate de las instituciones financieras que están en peligro, y a pocos de ellos se les ocurre acusar al gobierno o a la autoridad monetaria de hacer populismo. Tampoco condicionarían la asistencia que se les presta a los bancos a que se cumpla una regla fiscal, se incrementen los impuestos y se recauden los recursos que se van a utilizar para el salvamento de los bancos.

Por qué, entonces, esa misma solución no es aplicable en la pandemia si la crisis es igualmente inesperada y ya ha traído consigo graves consecuencias. Se ha experimentado un aumento real, sin precedentes, del desempleo, de la pobreza, de la miseria, de la insatisfacción ciudadana y una caída vertiginosa de la producción y de la confianza. Proyecto Esfera Pública.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad