domingo 16 de agosto de 2009 - 10:00 AM

El vaso está medio lleno

Las relaciones del gobierno con los medios y con el sector empresarial son envidiables. Ayer anunciaron que el sector industrial cayó más del 6% en el primer semestre de este año y el titular de El Colombiano que se refería a ese hecho decía 'Economía a salir de la crisis: ANDI', aludiendo las declaraciones del presidente de ese gremio. Otros diarios no le dieron esa voltereta a la mala noticia pero también se enfocaron en los aspectos positivos del futuro, desestimando lo muy negativo que ha sucedido hasta ahora.

Están viendo el vaso medio lleno, a pesar de la caída de la producción, el empleo y las ventas y de que las exportaciones a Ecuador, y sobre todo a Venezuela están en grave peligro. Las que van a este país representan alrededor del 17% de las exportaciones totales, están entre las que mayor contenido de valor agregado tienen y generan bastante empleo formal, bien remunerado. Esto no le quita al sueño al Ministro de Comercio quien afirma que 'esto tampoco es la debacle'. Esa respuesta a una situación tan delicada es un poquito sobrada, aunque se entiende en el contexto del conflicto con Venezuela. Plata afirma que 'Colombia no puede vivir amenazada y si nos toca buscar otros clientes, lo haremos; no es fácil, pero hemos avanzado'. La verdad es que no hemos avanzado casi nada. Sustituir ese mercado podría tomar muchos años y un gran esfuerzo. Si se cierran este y el de Ecuador, el empleo y la capacidad de generar riqueza del sector privado colombiano estarían seriamente comprometidos. 

Hubiera sido muy útil para el país si en la época en que se malgastó tanto tiempo valioso tratando de acomodar los mezquinos intereses privados para que no obstaculizaran el progreso de las negociaciones del TLC con los Estados Unidos, el presidente de la ANDI hubiera sido tan elocuente como ahora y hubiera dicho enfáticamente entonces que los intereses nacionales son más importantes que los de las compañías, como lo está diciendo. Afortunadamente el presidente Uribe ha reaccionado y le ha dado un viraje importante a las relaciones diplomáticas de la región, invitando a sus vecinos a la cordura, porque el nacionalismo exacerbado y el deseo legítimo de rodear al Presidente en su controversia estaban limitando severamente la capacidad para pensar.
 
La pérdida de los mercados regionales no solamente nos significaría un retraso en las tasas de crecimiento. Eso solo ya sería muy grave teniendo en cuenta que este año no va a crecer la economía.

La única ventaja de perder el acceso a los mercados regionales es que los sectores que exportan a la región andina y que se escudan en los altos niveles de protección que les ofrece ese mercado tendrían que abandonar ese nicho acogedor, salir a competir al mercado global y buscar mercados en Centro América, el Caribe y el norte del hemisferio. Encontrar una alternativa a los mercados regionales va a implicar un cambio de la estructura de producción que va a requerir un esfuerzo enorme. En el largo plazo va a ser muy saludable y es satisfactorio que el sector productivo no lo contemple como algo inalcanzable.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad