domingo 02 de agosto de 2009 - 10:00 AM

¿Qué se sabe de Gabriel Silva y de Camilo Ospina?

Salió bien el nombramiento de Gabriel Silva en Defensa. Es un profesional con experiencia en el manejo de problemas, conoce la política y el gobierno. Es astuto y muy fogueado. Ha estado muy cerca del poder y ha desempeñado cargos delicados como asesor de Presidentes, como embajador en Washington y, desde luego, en la Federación de Cafeteros.

Como nos hemos acostumbrado a que el Presidente no da puntada sin dedal se han hecho conjeturas sobre lo que hay detrás de este nombramiento, entre otras cosas porque Gabriel es muy cercano a Juan Manuel Santos y a César Gaviria. Las explicaciones abundan: Unos ven una movida a favor de Santos. Como el gobierno no quiso que los conservadores pospusieran su consulta, creen que esta es una señal inequívoca de que Santos va a ser el que reciba el 'dedazo' de Uribe si el ‘Plan A’ le falla. Los más audaces añaden que como Gaviria ya está hablando de rodear al gobierno en este nuevo impasse con Venezuela y Ecuador, lo que se está fraguando es una alianza eventual entre Santos y Gaviria para devolver el partido de ‘La U’ al liberalismo y reconstruirlo durante una eventual presidencia de Santos en la que se establecería una fila india en colaboración con Vargas, Pardo y otros aspirantes liberales a la Presidencia. Lo que parece claro es que Gabriel Silva es una persona importante, bien conectada, y que no va a ser un segundón en el cargo, ni ficha de Santos o de César Gaviria. El Presidente pudo haberlo nombrado precisamente porque en este momento necesita a alguien así, con la experiencia que tiene en relaciones internacionales y el conocimiento de Washington para que le maneje lo de las bases gringas, los problemas de derechos humanos y demás espinas en la relación con los Estados Unidos, y exhiba dotes de alta diplomacia frente a las hermanas repúblicas del vecindario. Esta parece ser una explicación sensata. Un atributo adicional que tiene Silva es que no tiene lazos con los paramilitares o con otros grupos armados criminales o ilegales.

Después de haber sido jefe de Camilo Ospina y de conocerlo durante varios años me siento en la obligación de decir que se le está haciendo mucho daño a un profesional honorable y distinguido. Fue Secretario General del Ministerio de Hacienda casi tres de los cuatro años durante los cuales tuve ese ministerio a mi cargo. Fue mi ángel guardián legal en ese período difícil. En ese cargo fue un funcionario ejemplar y un profesional intachable.

Es inflexiblemente respetuoso de la ley y muy consciente de que un funcionario público debe ser impecable. Si por algo peca es por exceso de ortodoxia. Fue uno de los líderes estudiantiles del movimiento de la 'séptima papeleta' y puede reclamar un papel en la gestación de la Constitución. No creo que su paso por Palacio y mucho menos por la OEA, donde se lució, hayan cambiado tan profundamente su carácter como para merecer el mal trato que está recibiendo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad