viernes 27 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Mañana, una hora por el planeta

'Yo marché por la libertad de los secuestrados, yo marché contra el terrorismo, yo marché hasta por Ingrid, ¿ahora no voy a unirme a un movimiento por la supervivencia de todos?'. Así me lo expuso un adolescente altivo que me abordó a la entrada de mi oficina con unos papelitos impresos que tienen un número 60 en cuyo molde se ve la imagen del planeta tierra.

Se trata del movimiento 'La Hora del Planeta' ('Earth Hour'), surgido en Australia en 2007, el cual, a través del acto simbólico de apagar la luz por una hora, pretende la interiorización real del problema climático mundial y también enviar un mensaje claro a los gobernantes del mundo para que tomen decisiones efectivas para atacar las causas del deterioro ambiental. Llegó la hora de pasar de la retórica a la acción. Y esto también para los empresarios y los ciudadanos comunes, que vociferamos del daño ambiental pero no asumimos responsabilidades cotidianas para actuar ahora.

Parece increíble que pasemos horas inútiles discutiendo sobre la política local, la crisis económica y los vaivenes del empleo, sin darnos cuenta de que todos esos importantes asuntos parecen ridículas preocupaciones ante la que puede ser una debacle ecológica. Ahora vemos con asombro y un poco de miedo las variaciones del clima en el mundo entero, como pruebas fehacientes de que el calentamiento global no es un cuento sino una realidad ya palpable.

Sin embargo, nunca tenemos en mente el asunto y, una y otra vez, volvemos del supermercado cargados de bolsas plásticas, en lugar de llevar empaques de tela o fique para las compras; escogemos productos sin detenernos a preferir los que no utilizan envolturas de vidrio, papel o plástico; no clasificamos la basura; no llevamos los periódicos y revistas a centros de reciclaje; e incluso hay quienes compran otro carro para evadir el 'pico y placa' en lugar de utilizar los medios de transporte público o simplemente caminar y montar en bicicleta para reducir las emisiones de CO2.

La hora del planeta será mañana sábado a partir de las 8:30 p.m. Ya seis ciudades colombianas están inscritas. Cali, a través de su alcalde, comunicó que apagará las luces del centro administrativo y algunos emblemas e íconos de la ciudad; se unió el empresariado. Lo propio ocurrirá en Bogotá, Medellín, Barranquilla, Ibagué y Cartagena. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad