lunes 06 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Accion climática

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Sergio Arenas

La protección del medioambiente se ejerce con acciones y no con discursos populistas que anuncian medidas desbordadas, como las anunciadas recientemente por el candidato a la presidencia, Gustavo Petro, quien de manera irresponsable manifestó que, si llega a ser el presidente de la República, cesaría la contratación de exploración de petróleo; esto a pesar de que Colombia es uno de los países que menos contamina en el mundo.

Partir de la base de que Petro es la única persona que tiene el derecho de hablar de proteccionismo ambiental es el primer error en el que caen votantes incautos al escuchar el discurso endulzante de este encantador. Como si él hubiese heredado el derecho a ser el único defensor del medioambiente y promotor de medidas de sostenibilidad.

El verdadero discurso de protección del medioambiente se demuestra con acciones. Por ello debemos resaltar el proyecto que está listo para convertirse en ley, el cual fue presentado por el Ministerio de Ambiente, durante el Gobierno de Duque, y que tiene como objetivo implementar estrategias y medidas para alcanzar el desarrollo bajo en carbono en el país a 2050.

En lo que tiene que ver con el sector de minas y energía se establecen como metas: incorporar a 2025 instrumentos de planificación sectorial de hidrocarburos, minería y energía eléctrica. Implementar los lineamientos de cambio climático orientados al aseguramiento de las condiciones de operatividad integral, bajo nuevos escenarios de demandas operativas y ambientales. Formular una metodología de análisis de riesgos climáticos para implementar un proyecto de adaptación basado en ecosistemas para el sector, que contribuyan a que las empresas aseguren el cumplimiento de sus objetivos estratégicos.

Frente a las medidas de mitigación están incorporar en los instrumentos sectoriales de planificación acciones orientadas a alcanzar las metas de mitigación, tales como las acciones de eficiencia en la cadena de energía eléctrica, hidrocarburos y minería, que busquen la reducción de emisiones, así como la adecuada gestión de emisiones fugitivas en la cadena de hidrocarburos.

El proyecto de ley regula cada uno de los sectores de la economía y refleja una verdadera política integral y real de transición energética. No podemos seguir cayendo en discursos radicales en contra de las empresas del sector minero energético porque son ellas las que tienen más clara la necesidad de implementar procesos más sostenibles. Son ellas las que han permitido que la economía se mantenga y serán ellas las que encuentren el equilibrio perfecto entre la extracción y el bienestar social y ecológico de nuestras ciudades.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad