lunes 13 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Basuras es un hecho metropolitano

xxx
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Sergio Arenas

Aunque como ciudadanos queramos cerrar los ojos ante la real crisis sanitaria de las basuras y tratemos de olvidar la semana de agosto que puso en evidencia la deuda histórica de nuestros gobernantes frente al manejo de las basuras, el problema continúa y no podemos cometer el mismo error de nuestros anteriores líderes que simplemente siguieron disponiendo en el Carrasco, como si fuera infinito. La disposición actual en el Carrasco continúa desconociendo la irracional orden judicial que no tuvo en cuenta una realidad social y económica, imponiendo un cierre técnico sin tener en cuenta el abanico de posibilidades en lo que tiene que ver con la transformación de las basuras.

La imposibilidad de cumplir una orden judicial que más que ordenar el cierre debió conminar a los municipios a la implementación de tecnología que lograra disminuir ostensiblemente las toneladas de disposición final, es una de las razones que demuestra nuestra realidad actual y es que el Carrasco continúa recibiendo las basuras sin ningún tipo de clasificación y aprovechamiento. Al mismo tiempo empresas del sector privado en su legítimo actuar se preparan para ser la salvación del problema de las basuras, ya que ponen a disposición de nuestra ciudad rellenos sanitarios cercanos como el de Chocoa y el de Lebrija. Empresas que también visualizan una solución muy básica sin tener en cuenta la implementación de las tecnologías necesarias. Estos rellenos sanitarios que se supone están casi disponibles, en principio no son la solución inmediata por la problemática que presentan en su licenciamiento y en la socialización con las comunidades vecinas a dichos rellenos, lo que demuestra claramente que se requerirá de mucho tiempo para poder contar con ellos. Es por ello que ante la imposibilidad económica de llevar las basuras a otros departamentos como lo intentó hacer Floridablanca y ante la imposibilidad de habilitar nuestros rellenos de manera inmediata, la única solución es seguir disponiendo en el Carrasco con una condición inexorable: la implementación de tecnología que clasifique, aproveche y transforme los residuos y que entregue a disposición final el 20% de las basuras como bien se puede encontrar en el abanico de posibilidades técnicas existentes. Con tecnología de aprovechamiento y transformación se podría disponer solo 220 toneladas diarias del 1’100.000 de toneladas que se reciben, lo que permitiría ampliar en tiempo la disposición final en el Carrasco, mientras que los demás rellenos sanitarios se preparan y cumplen con los requerimientos técnicos y sociales de licenciamiento. Un verdadero proyecto de aprovechamiento sería muy viable para que la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, otorgara la licencia ambiental que requiere el juez competente para habilitar en debida y real forma el Carrasco.

Esta iniciativa debería ser encabezada por el Área Metropolitana de Bucaramanga como autoridad metropolitana líder en la atención y solución de los hechos metropolitanos como lo es el de las basuras. Hoy cada municipio está buscando soluciones individuales, aisladas y sin competencia legal desconociendo que es el Área Metropolitana la que tiene la facultad legal de buscar la solución como hecho metropolitano.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad