lunes 20 de enero de 2020 - 12:00 AM

¿Corrupción o percepción?

El hecho que la corrupción se mida desde la percepción no quiere decir que Colombia sea el país más corrupto del mundo, la gran masa trabaja y busca sus sueños sin trampa.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Sergio Arenas

Colombia es el país más corrupto del mundo. Esta fue la conclusión a la que llegó la revista U.S. News & World Report después de haber realizado una encuesta a 20.000 personas en donde se les preguntó qué tanto relacionaban a los países nombrados en el ranking con el término “corrupto”.

Más allá de criticar la metodología utilizada para dicha encuesta, que de alguna forma nos permite sustentar la vergonzosa nominación, debemos analizar, sin el ánimo de excusarnos u ocultar una realidad, el problema de la corrupción de una forma mucho aterrizada, superando de alguna forma las percepciones que, en la mayoría de los casos, están impregnadas por los discursos políticos populista y por la red de noticias falsas que aumentan en gran medida los índices de corrupción desde el punto de vista de la percepción, sin que necesariamente ese aumento demuestre la realidad. La realidad de un país que también demuestra honestidad y trabajo.

El resultado del Barómetro Global de la Corrupción 2019 para América Latina y el Caribe, realizado por Transparencia Internacional, no se aleja mucho de la revista U.S. News, demuestra algo y es que la ubicación de Colombia en los ranking de corrupción tienen su sustento en la percepción de los ciudadanos.

El aumento de la corrupción está proporcionalmente relacionado con las nuevas tecnologías. La corrupción siempre ha sido la misma. El primer puesto que Colombia ocupa como el país más corrupto del mundo, no se debe a que haya aumentado la corrupción, sino a que la información de los actos de corrupción ha salido a la luz pública gracias a los medios de comunicación.

Esta información es la que afecta la percepción, de allí que sea necesario que se condene drásticamente la información falsa y el populismo, ya que estos son los aspectos que sin fundamento alteran la percepción de los encuestados y por ende el puesto en el ranking.

El hecho que la corrupción se mida desde la percepción no quiere decir que Colombia sea el país más corrupto del mundo, la gran masa trabaja y busca sus sueños sin trampa ni sobornos.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad