lunes 17 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Council back office

Los alcaldes y gobernadores, como administradores de los municipios y de los departamentos, respectivamente, tienen la responsabilidad de hacer buenos gobiernos, tal como funciona una empresa privada.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Sergio Arenas

Por back office, se entiende el conjunto de actividades que dan soporte a una empresa y que no conllevan contacto directo con el cliente o usuario final.

En el sector público esta expresión no se usa, pero esto no quiere decir que no exista.

Los alcaldes y gobernadores, como administradores de los municipios y de los departamentos, respectivamente, tienen la responsabilidad de hacer buenos gobiernos, tal como funciona una empresa privada.

En plena construcción de los planes de desarrollo, los objetivos, metas y propósitos que se construyan para tal efecto, deben ser cumplibles.

¿Pero quién es el responsable que se cumpla lo planteado en los planes de desarrollo?, en principio, los gobernadores y alcaldes. Sin embargo, eso no es tan cierto.

El gobernante establece el objetivo, pero quien los ejecuta es su equipo de trabajo, lo que se denomina, el back office, es decir, cada una de las personas dependientes de las secretarías respectivas.

A diferencia de una empresa en donde todo el personal tiene puesta la camiseta por la organización, en lo público no. El gobernante de turno se enfrenta a otra realidad. Su back office en la mayoría de los casos es su peor enemigo, sea porque la administración anterior era de otra corriente política o siendo de la misma, el anterior gobernante, aún quiere seguir en el poder bajo la sombra.

Los cambios y nombramientos que hace el gobernante nuevo, generalmente están ubicados en el front office como las secretarías, pero las personas que hacen parte del back office no les importa nada más que recibir un sueldo.

Lo cierto es que no habrá posibilidad alguna de que se cumplan los planes de gobierno, si el back office no está alineado con la visión del gobernante.

Los empleados públicos que están en el back office deben entender que, de sus acciones depende que al municipio y al departamento le vayan bien, por encima de las corrientes políticas que algún día lo llevaron a ese puesto.

“A back office must back you up”.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad