lunes 30 de mayo de 2022 - 12:00 AM

El cambio no fue en primera

Probablemente estos finalistas no hayan sido los de su elección, pero ejercer el derecho al voto por uno de ellos es fundamental para el país. Votar en blanco, si bien es una opción en este caso, no es la mejor decisión
Image
Columna de
Sergio Arenas

El cambio no fue en primera por una sencilla razón, nadie llega a su destino en un solo cambio, porque está visto que si se pretende hacerlo en primera, el carro se recalienta, se eleva su temperatura y se funde el motor.

Nuestro país no va a cambiar de un momento a otro y menos va a cambiar por elegir una persona. Todos hacemos parte del cambio y es nuestra responsabilidad hacer un poco más de lo que la ley nos exige para empezar a encontrar ese bienestar colectivo que tanto anhelamos.

Lo cierto es que se viene la recta final en las presidenciales y teniendo en cuenta que ya pudimos votar con la conciencia, ahora nos toca con inteligencia.

Los resultados de ayer dejan en esta carrera a la presidencia a Gustavo Petro y Rodolfo Hernández, y sobre estas opciones debemos lograr que los 20 millones de Colombianos que salimos a votar, lo volvamos a hacer el 19 de junio, y que las personas que votaron por Federico Gutiérrez, Sergio Fajardo, Enrique Gómez y John Milton Rodríguez se adhieran a Rodolfo Hernández.

Probablemente estos finalistas no hayan sido los de su elección, pero ejercer el derecho al voto por uno de ellos es fundamental para el país. Votar en blanco, si bien es una opción en este caso, no es la mejor decisión. El voto en blanco es como si se votara por Gustavo Petro, quien posiblemente mantenga la votación lograda ayer.

Colombianos, el cambio de un país es progresivo y depende en un alto porcentaje de mantener las políticas públicas vigentes para lograr continuidad en la ejecución de las metas planteadas en los planes de desarrollo.

Pretender que en cuatro años se cambien las políticas estructurales que por años han ayudado al país es un craso error. Se debe continuar por la misma senda siempre buscando dejar lo que funcione y eliminar lo que no.

Los resultados de ayer reflejan la derrota del uribismo y del petrismo. Nace una nueva visión de la política, la del empresariado. Rodolfo Hernández es un empresario y sabe que las empresas y la propiedad privada son determinantes para el desarrollo económico y esa visión es plena garantía para apoyar su candidatura a la Presidencia.

El cambio no fue en primera, pero sí lo será en segunda. En segunda el carro llega más lejos, pero no se les olvide que siempre la palanca se mete con la mano derecha y es la única forma de meter tercera.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad