lunes 27 de junio de 2022 - 12:00 AM

El camino

El reto más importante para el presidente será cautivar la confianza de más de 10 millones de ciudadanos que hasta el día de hoy aún no le creen
Image
Columna de
Sergio Arenas

El nuevo gobierno en cabeza de Gustavo Petro, elegido por 11.281.013 ciudadanos, tiene un gran reto. Demostrarle a los 10.580.412 ciudadanos que votaron por Rodolfo Hernández que su plan de gobierno sí es lo que necesita Colombia.

Para ello es fundamental que en los próximos 6 meses, el nuevo gobierno logre fusionar de manera inteligente su visión del modelo económico, con el existente; entendiendo, que el 47,31% de los colombianos no cree en dicho modelo y en sus propuestas.

El reto más importante para el presidente será cautivar la confianza de más de 10 millones de ciudadanos que hasta el día de hoy aún no le creen, especialmente porque su propuesta de cambio involucra modificaciones estructurales que no reconocen lo que actualmente funciona y se concentran permanentemente en convocar a un “acuerdo nacional sobre lo fundamental”, que en mi concepto, actúa como un gran distractor de lo realmente importante; como lo es, identificar y dejar lo que funciona, ajustar lo que medio funciona y eliminar lo que no funciona. Intentar refundar nuestra patria, mediante la narrativa de un acuerdo nacional, existiendo ya uno (La constitución de 1991), no es el camino que necesita Colombia.

Gustavo tiene la gran oportunidad de ser el referente y líder principal del progresismo, y es por eso, que no puede cometer los mismos errores de sus homólogos en Argentina, Chile y Perú. El camino de estos gobiernos, siempre es el mismo, intentan modificar las políticas públicas partiendo de que nada sirve. ¿Por qué hacer lo mismo?. Si ya sabemos que el resultado es la desaceleración inmediata de la economía, que se traduce en más pobreza, con su consecuente estallido social, ¿Por qué no implementar un progresismo reconociendo lo que funciona?, ¿Por qué no dejar lo que está dando resultados?

Respecto al oriente Colombiano, el camino del nuevo gobierno será reconocer que en Santander y Norte Santander, el plan de gobierno ganador no tuvo la aceptación debida. Rodolfo Hernández logró obtener en los Santanderes casi el 80% de las votaciones regionales, lo cual le exigirá al nuevo presidente priorizar a los Santanderes dentro del Plan Nacional de Desarrollo, sobre todo si pretende continuar con su plan acelerado de transición energética que golpeará directamente nuestra economía regional.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad