domingo 04 de abril de 2021 - 12:00 AM

Emprendimiento sin empresarios

Las estrategias del Gobierno no pueden estar enfocadas únicamente en los nuevos emprendimientos y olvidar las empresas que ya han demostrado que son viables
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Sergio Arenas

Siempre he sostenido que el emprendimiento no es para todas las personas, especialmente para los desempleados. Según el DANE en febrero la tasa de desempleo fue del 15,9 %. Aunque la tendencia es positiva, sería importante conocer qué porcentaje de recuperación se debe a las estrategias de emprendimiento que ha dispuesto el Gobierno Nacional y qué porcentaje tiene relación con la reactivación en la contratación laboral de las empresas ya consolidadas.

El Gobierno continúa generando programas para el apoyo a los emprendedores, pero no para las empresas consolidadas que hoy necesitan estrategias para su continuidad debido a la crisis sanitaria. Siempre se ha concentrado en apoyar más a los emprendedores que a las empresas ya existentes.

Para los emprendedores permanentemente existen programas de apoyo, en capital semilla y asesoría. Y ahora, con la Red de Ángeles Inversionistas que se convertirá en norma, liderada por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, se creará un grupo de empresarios solidarios que entregarán capital inteligente para apoyar a los potenciales emprendedores.

Esta actitud loable del Gobierno se vende como una buena noticia, pero está muy lejos de ser real y además está a años luz de que se convierta en una verdadera herramienta de reactivación económica. El primer error es creer que hay reactivación con la creación de más empresas. En Colombia en el 2020 se crearon 65.363 empresas, pero solo 2 de cada 10 llegan a los 5 años.

Los esfuerzos del Gobierno deberían estar encaminados a brindar soporte y ayuda a las empresas que llevan mínimo 3 años de funcionamiento. Es un tiempo que demuestra que ese negocio sí funciona, pero que probablemente necesita de un acompañamiento en asesoría, fondeo en capital de trabajo y algunas exenciones en impuestos que le permita mayor contratación de personal e inversiones en nuevas tecnologías.

Las estrategias del Gobierno no pueden estar enfocadas únicamente en los nuevos emprendimientos y olvidar las empresas que ya han demostrado que son viables y que necesitan apoyo para reorganizarse y seguir funcionando.

Si el Gobierno no tiene políticas tributarias claras y estables para las empresas existentes, tendremos emprendimientos, pero sin empresarios.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad