lunes 02 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Expropiación indirecta

Image
Columna de
Sergio Arenas

Existe una línea de pensamiento común entre los políticos de izquierda, y es ese afán de poner al servicio del público en general la propiedad privada de otros. Y no me refiero a las declaratorias de utilidad pública, que por ley tienen los gobiernos para hacer vías, parques, colegios o infraestructuras necesarias para el bienestar colectivo; me refiero a la fijación que tiene esta corriente política hacia algunos sectores privados, como entidades financieras, grandes superficies, fondos de pensiones y empresas privadas, ya que permanentemente buscan disponer de los capitales del sector privado.

En este caso me referiré a los centros comerciales de Colombia. Según datos de la Asociación de Centros Comerciales de Colombia, existen 259 centros comerciales que generan 230 mil empleos directos y ventas aproximadas a los 40 billones de pesos al año.

Estas superficies inmobiliarias permiten diferentes condiciones de bienestar a sus visitantes no solo por la increíble variedad de ofertas y servicios para las familias, sino porque estos lugares se convierten en casi los únicos espacios de esparcimiento para los ciudadanos; puesto que no cuentan con espacios públicos de calidad gracias a la ausencia de planificación territorial de nuestros gobernantes, y terminan encontrando en los centros comerciales espacios seguros, cómodos y con diversiones para niños, adultos y familias.

Este bienestar colectivo real que ofrecen los centros comerciales es gracias a que, uno de los ingresos más importantes es el proveniente del cobro del parqueadero. Este ingreso es el que permite que todas las clases sociales que visitan los centros comerciales accedan a espacios de calidad para sus familias. Sin embargo, en este afán despiadado por lograr votos y posar como los salvadores de las clases menos favorecidas, esta corriente política propone que los parqueaderos de los centros comerciales sean gratis los sábados, domingos y lunes festivos.

En enero de este año, mediante un proyecto de ley, así lo propuso el senador Jorge Guevara, militante del Partido Verde y recientemente adherido a la campaña de Gustavo Petro. De salir aprobado este proyecto, no solo generaría un gran descalabro económico para los centros comerciales, sino que las clases sociales que más requieren de estos lugares de esparcimiento serían las más afectadas, pues la inversión que se hace con estos recursos provenientes del servicio de parqueadero es para procesos de ampliación y mejoramiento de las instalaciones y la puesta en marcha de las atracciones familiares.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad