domingo 28 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Coluviones e Ingenieros Civiles

¿A cuántas “parasangas” de nosotros está el ejército enemigo?
Image
Columna de
Sergio Rangel

¿A cuántas “parasangas” de nosotros está el ejército enemigo? Preguntó Ciro Rey de Persia, al caporal de los espías que había enviado a observar los ejércitos del Rey Creso y sus aliados griegos y egipcios.

No conocía yo la palabra “parasanga”... fui a la maravilla de Wikipedia: “Medida de longitud igual a la legua europea, correspondiente a cuator kilómetros”.

Es muy posible que “coluviones” sea una palabra desconocida para muchos, es un término de geología. Coluvion o aluvión: ... cuando areniscas se mueven de una montaña intervenida por el hombre al construir una vía.

La sorpresa fue el interés que causó para los ingenieros esa sola palabra, mucho más que el tema del desarrollo ictiológico de la represa de Topocoro.

El ingeniero agrónomo Ernesto Olave, presidente de la Asociación de Ingenieros Agrónomos, y representante de una firma italiana, experto en maquinaria y estudioso del tema suelos, comenta sobre el problema de los “Coluviones” en las vías de construcción reciente en Colombia. Dice: “... Llegó la hora de la construcción técnica de taludes, drenajes y terrazas. La Sociedad de Ingenieros Agrónomos avanza en el modelo de la Bioingeniería, con sostenibilidad ambiental, paisajismo, en articulación con el desarrollo rural, obras de infraestructura en armonía con la naturaleza”.

Otros ingenieros que me escriben advierten que la desaparición casi total de los “bulldózeres” y la aparición de la rápida y versátil “retroescabadora” modificó el corte de los taludes. El corte se hacía con “bulldozer” horizontalmente, hoy con la “retroescabadora” de manera vertical, lo que debilita la base que debería soportar la gran mole de arenisca, con la consecuencia de “coluviones” que taponan las vías. Contratista que no aporte tecnología para taludes y maquinaria especializada debe quedar por fuera de la contratación.

También advierten graves problemas que distorsionan el proceso. “... Meten la mano los padrinos políticos, los “chanchulleros”... en fin una tropa de “abejas” que liquidan el tema de la bioingeniería, la sostenibilidad ambiental, paisajismo etc”. Convierten a estos importantísimos profesionales en “... Ingenieros Civiles y ‘Penales’”.

Hasta ahora estamos cayendo en cuenta del potencial de Topocoro que no es solamente tema energético, sino también razón de costos. Por lo cual Isagen, el Departamento, la Nación, mancomunadamente, deben prever las consecuencias de movilidad en los inviernos, y también considerar la belleza del paisaje, que se puede lograr con tecnología apropiada.

El ingeniero Olave, me envía una serie de gráficos sobre el sostenimiento y embellecimiento de taludes con “Vetiver”, gramínea que prende en condiciones ambientales críticas. No solamente con viaductos, hierro y cemento se protege y embellece. De ahí que, el verde y colorido aporte de la vegetación debe ser una cátedra en la universidad para los ingenieros civiles.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad