domingo 02 de agosto de 2009 - 10:00 AM

De feria

Impresionante la muestra de Agroexpo en Bogotá de julio. Maquinarias, equipos, nuevas tecnologías, energía eólica. El desarrollo agropecuario es notorio a pesar de todo lo que conspira contra el campo colombiano. Todas las tardes desfilaban las vacas dejando las bostas blandas de regalo a los zapatos lustrados de los visitantes. Las jacas andaluzas con sus jinetes, parecía la feria del Rocío en Sevilla. 

Otro día, caballos percherones y belgas, búfalos, cabras, ratones, el arca de Noe. Los sanadores de todas las dolencias con sus aguas aromosas de hierbas y el propolio de abejas rubias que le garantizan que todo se mantendrá tan rígido como la guardia Suiza del Papa. El barullo de los que venden y compran, un mundo que se pierde después en los confines de esta tierra arisca y de asombro que es nuestro país. La muestra de Santander con sus bananitos de exportación de las regiones de Landazuri y Bolívar, el caucho, cigarros superiores a los cubanos, bocadillos de exportación, jugos de frutas, vino de Zapatoca, tapetes de fique, los paneleros con toda su tragedia a cuestas. No sé por qué no los dejan hacer alcohol en sus propios trapiches, torpe desde la colonia el control a los alcoholes, que cada quien haga su alcohol carburante y se lo venda a Ecopetrol.

No sé si esto será así de simple. Nuestro campo sigue su marcha. Para completar todas estas buenas noticias sobre el sufrido y riesgoso sector rural, en Bucaramanga a fin de mes se celebró encuentro Internacional del Caucho. Los salones del antiguo Hotel Bucarica se vieron abarrotados de cultivadores y empresarios que intercambiaban ideas y experiencias. Los brasileros  Paulo de Sousa, Gualberto Fernández, Ivo Cairo, Fernando da Silva, nos hicieron recordar que el caucho no fue solo un sueño de Arturo Coba sino una realidad económica en Santander. Esto tiene un toque de locura de Hernán Hernández y su equipo y de los que se arriesgaron a sembrar.

El pueblo es superior a sus dirigentes, es una frase de cajón para explicar la torpeza de los gobernantes. Mientras el patán Chávez despotrica y amenaza con borrarnos del mapa, los criadores de búfalos de  Venezuela y de Colombia concertan reunirse en Bucaramanga los días 14 y 15 de agosto, con el apoyo del  Sena, del secretario de Agricultura de Santander, Darío Echeverri y la Universidad Santo Tomás  con el brillante rector Orlando Rueda P. y su decano un veterano del agro, Eduardo Santos, para discutir la competitividad del búfalo. Traen un importante genetista el doctor Luis Pacheco con estudios superiores en Hoomted Winnipeg Canadá, Guillermo Nigrinis de la U. Nal y Javier Enrique Vargas experto en ‘Baby Búfalo’, la carne exquisita y jugosa sin grasa.

Inscríbase en la Secretaría de Agricultura. Aprenderá sobre genética de los búfalos del Mediterráneo, quesos y parrilla. No más búfalos en las ciénagas y en playones de verano, búfalas en establo para aprovechar la maravilla de su leche. Otra hubiese sido la suerte de los paneleros del río Suárez si le hubiesen creído a  Gildardo Santoyo P., hoy tendrían con mil y leche, se reirían de los precios de la panela.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad