domingo 11 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Descansemos de política

Image
Columna de
Sergio Rangel

La política y el fútbol son los dos deportes que más apasionan a los colombianos. Yo diría que falta uno, el mamar gallo. Para confirmarlo, un amigo me envía un correo con un ‘manual del marido perfecto’. 1) Ser joven, viejo y elegante. 2) No tener amigos. 3) No salir en la noche. 4) No gastar nada en su persona. 5) No fumar y si lo hace solo una vez al mes y en el baño. 6) Despertar sonriendo todas las mañanas así no haya pegado el ojo. 7) No acompañar a la mujer a los sitios que ella no quiere que vaya. 8) No acompañarla a los sitios donde ella quiere ir sola o con amigas. 9) Reconocer siempre que su mujer necesita otros zapatos, bolsos y ropa interior. 10) Hablar y callarse cuando comienza a bostezar. 11) Bailar como un profesional, pero no bailar con otra. 12) Saber cuando en una visita ella pregunta que es “tripartita” “peculado” y “ jai jalai”. 13) Darle diez mil pesos cuando pide mil. 14) Quedarse en la puerta del almacén cuando va de compras. 15) Tener un aparato de meteorología para saber si ese día lloverá. Así usted será eternamente desgraciado y ella será feliz.

Otro amigo me envía un diálogo con Rodolfo. Dice así: “... Rodolfo y el aspirante al partido de ‘Profamilia’. Quihubo – Nada, aquí esperando - ¿Esperando qué? - Quiero entrar al partido - Eso no es aquí, es en el Estadio - No, al que usted fundó con su mujer y sus hijos - No robar, no mentir, no traicionar - ¿Pero usted se abrazó con Petro? – Ya veo que usted es de los que quieren tejas, cemento, rellena, tamal, yo no doy de eso. – Don Rodolfo, estoy que me tiro de un quinto piso - Pásese a una casa de un solo piso - A una de las 20 mil que usted dio? Yo le creí porque usted habló con el Papa y ya veo que es de los que piden un tinto y dice... apúntamelo. Me dan ganas de llorar. – Los que están llorando son muchos, por eso me compré un paraguas - No sea descarado don Rodolfo, usted parece picado de alacrán - ¡No me hable de lagartos, camaleones, mucho menos de alacranes! – Ya le dije don Rodolfo, que eso de ser ladrón y político es delicado, debe ser ladrón, pero parecer ser honrado, y echarse la culpa de todo lo que su mujer sea culpable y bien humilde, para que cuando entren a un sitio, digan: ahí va la mujer de fulano. – Mire no me la haga arrechar, tome un palustre y vaya a pegar ladrillos a la empresa. – Don Rodolfo, en donde queda Vitalogic”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad