sábado 31 de diciembre de 2022 - 12:00 AM

Sergio Rangel

El Mapa Criminal de Colombia

Image
Columna de
Sergio Rangel

Este titulo, a la espera del año que comienza, aterroriza. El Senador Ariel Ávila del Partido Verde, aliado de Petro, aprovecha el fin de año, y la expectativa del nuevo, para lanzar un libro que titula “Mapa Criminal de Colombia” Ávila es Senador con una de las más grandes votaciones. En el libro arremete contra Uribe y Duque de manera inmisericorde, supongo, tratando de ganar méritos con Petro. A Santos su compadre en la alianza petrista lo pasa por alto como si no hubiese gobernado . Aprovecho aquí para decir que en el colmo de la inmodestia Santos se refiere al proceso de paz de Petro, y dice “...espero que este nuevo proceso de paz, no opaque el que yo adelanté con las FARC.”

Ariel Ávila afirma en el libro que el proceso con el ELN será un pronto acuerdo de paz. Su dirigencia se volvió vieja e incómoda en Cuba. Fidel Castro ya le había enviado una durísima carta a Tiro Fijo, (FARC) diciéndole que la lucha armada en América Latina había tocado a su fin.

Es cierto que el monstruoso atentado terrorista en la Escuela de Cadetes, militar y políticamente fue una barbaridad como si la dinamita se le hubiese colocado a un internado de colegiales. Y además como corolario, el triunfo de Petro, cerró el ciclo de la violencia política en Colombia. Es asunto de meses, y de acuerdos en papeles. Y por supuesto, definir cuál será el oficio de los reinsertados. José Felix Lafaurie, Enrique Santos, y el COCE, saben que el dueño del billar recogió las bolas y los tacos y el juego terminó.

Ahora bien, el ELN según el libro de Ariel Ávila representa el 12% de los combatientes y ese es el porcentaje de violencia que le genera al pais.

¿Qué recomienda Ariel Ávila? (sin que su libro sea un profundo análisis sociopolítico de la violencia). Que Petro debe definir de qué tamaño va a ser el garrote y la zanahoria que ofrecerá. Petro no está equivocado en la compra de los aviones franceses. La guerra, incluida la irregular es con tecnología de última generación. Lo estamos viendo en la guerra de Ucrania, con guardadas proporciones tácticas y estratégicas.

En Colombia el 60 % de los grupos en guerra son narcotraficantes y la tecnología con precisión puede detectarlos por el calor humano. El asunto de los derechos humanos es un tema, lo dice Avila, de revisarlo jurídicamente, pues la delincuencia se ampara y se protege con niños y personas no combatientes.

Vale la pena distraerse este fin de año con las cábálas del “El Mapa Criminal de Colombia” del Senador Ariel Ávila.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad