domingo 04 de octubre de 2009 - 10:00 AM

El valor de la energía

Las angustias energéticas de Bucaramanga quedaron resueltas el 16 de Agosto de 1926, cuando la planta Hidroeléctrica de Zaragoza, instalada y construida en parte por los hermanos Eugenio y Mariano Penagos, comenzó a ser movida por las aguas cristalinas y frías del Río Suratá. Sin embargo, una creciente jamás vista, años más tarde, inundó la sala de máquinas y la ciudad quedó a oscuras por un mes, lo que se constituyó en un desastre. Ya la precaria industria había prendido motores, los calores se mitigaban con abanicos eléctricos, las señoras planchaban ya no con planchas de vapor, las noches eran deliciosas tertulias en la sala de las casas y la llorona del puente de la Cochera desapareció con la llegada de la mortecina luz de un bombillo.

Todo esto forma parte de la nostalgia. ¿Qué nos depara ahora el tema energético para Santander a partir de  la construcción de Hidrosogamoso? La venta de 800MW  de esa hidroeléctrica a los precios de hoy, $300 kw, corresponde a casi la  totalidad de la producción petrolera del país. Pero mi pregunta es esta: ¿Saben las autoridades departamentales y los 4 alcaldes de los municipios que conforman la región del embalse, el vellocino de oro en el que están parados? Con el perdón de ellas, el tiempo ha venido corriendo y todavía estaremos con los calzones en la mano.

Nos cogerán de sorpresa, como nos cogió la venta de Ecogas y la Electrificadora de Santander, para lo cual no tuvimos respuesta oportuna y nos quedamos pálidos cuando supimos que esas formidables empresas ya no eran nuestras. Yo no veo ningún Acuerdo Municipal ni ninguna Ordenanza de la Asamblea, ni ninguna iniciativa del Gobernador tendiente a crear un ente administrativo financiero que regule los ingresos, miles de millones,  derivados de la venta de energía  de esa hidroeléctrica. Las tierras son nuestras, el espacio aéreo es nuestro y las  aguas son nuestras, sin que nos queden siquiera las migas de ese gran banquete. Quiero traer a cuento un ejemplo de lo sucedido en E.U. en el Valle del río Tennessee, que  puede servirnos de ejemplo. Mariano Penagos, ingeniero electricista, la tercera generación de aquellos que echaron a andar las Hidroeléctrica de Zaragoza, se refería a este desarrollo en E.U.

El Tennessee Vally Autoritary es una corporación creada por el Presidente Franklin D. Roosevelt en plena depresión del año 30, para generar energía eléctrica y controlar las riadas del río Teennessee, en una región que abarcaba 7 estados de los E.U. Hoy es todavía la compañía que genera más energía en América. Los 7 Estados que surcaba el río Tenneessee eran los más deprimidos de los EU. Las tierras deterioradas por el exceso de labranza, los bosques talados para energía calórica, en fin, algo parecido a lo que sucede en nuestro pobre desarrollo del río Sogamoso.

La Tenneesse Valley Autority, asumió las riendas del desarrollo de esa deteriorada zona. Y como autoridad descentralizada, creó planes de desarrollo a largo plazo, ejecutora de obras viales, produjo fertilizantes y equipos para el campo y creó escuelas agrarias. El modelo del Tennessee sigue siendo un ejemplo de desarrollo en el mundo. El Valle del río Sogamoso debería manejarse así.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad