domingo 16 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Hace dos siglos

Nadie hablaba en el “Café Ambrozia” de política, ni de las afiebradas manos de Petro contando billetes. Miramos pasar las horas. Alguien nos sorprendió contando la muerte de Pedro Joaquín García, amigo, magnífico músico, se encasilló en el escepticismo y no lo volvimos a ver. “… Nunca pensé en ser nada”. En Zapatoca se vive así, se llega aquí a contentarse con lo que se ha vivido. La única rabia, la cafetera china que duró cuatro tintos y se fue a la caneca. Aquí se flota como un astronauta sin ir al espacio. Miro clasificados de un periódico “Chamán venezolano ofrece servicios de adivinación, loterías, rifas, resultados electorales, etc…”. “Ardientes, rubias o negras, pocos kilómetros, criptón modelo 2.000”. A César Ardila, agente secreto de la policía montada canadiense, lo delató el caballo. Cuenta que interrogaba migrantes portugueses, decían ser refugiados cubanos. ¿Quién es Martí? “… un delicioso licor, que se fabrica de caña”. Volvían a la entrevista con un abogado. Señor Cónsul, a mi cliente el ruido del capitalismo lo ha aturdido, ese mosaico de preguntas es para un banquero de Nueva York, tenga piedad de este granjero perseguido político de Castro. El aviso de un periódico de Zapatoca, muy viejo “Floro Prada Picón. Avisa a los deudores morosos, la cancelación de sus cuentas para no pasar por la pena de publicar sus nombres y la procedencia de la deuda. Atendemos sábados y domingos, la mejor música llegada de la capital, finos licores importados, pueden bailar, sin gritería”. El periódico que me muestra César Ardila, es de 1932, tiene una carta del Presbítero José M. Cogollo Luque de 1838. Suplica un camino. “ … Bustillo de oro, llamado también San Vicente, en las montañas del Chucurí, hasta el puerto de la Colorada hay 16 leguas, este camino y puerto es muy importante en nuestra República. La Llana, temperamento medio, abundantes aguas, faltan habitantes que auxilien con alimentos a los traficantes, limpien de zarzas la vereda, y desfallecen por no tener el consuelo de la misa y la confesión en tan larga distancia”. Dos siglos después las mismas súplicas y las mismas trochas a Zapatoca.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad