domingo 26 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Rodolfo

xxx
Image
Columna de
Sergio Rangel

¡No pesques donde no hay peces!: Zaratustra. Esta máxima de Nietzsche en “Así habló Zaratustra”, cae como anillo al dedo en esta confusión del elector, cuando se avecina uno de los debates presidenciales más interesantes y decisivos de la historia colombiana y de América Latina. Nos quedan Brasil y Colombia por fuera de las acariciadoras y demagógicas palabras del socialismo de izquierda, ruina de tantas economías prósperas del mundo.

¿Cuál de los candidatos fuera de la demagogia petrista podrían ser rivales con opción de triunfo? Observo “enanos”,que cada vez se empequeñecen más y más.

¿A dónde entonces lanzar las redes para ganarle al peligro? Nietzsche recuerda la parábola de los pescadores junto al mar de Galilea. Los apóstoles toda la noche tiraron las redes y no tenían alimento para el día. Jesús se les aparece en la playa sin que ellos supieran quién era. “Echad las redes a la derecha de la barca y hallareis” Simón Pedro trajo la red llena de peces. (Juan 21-6).

“No pesques donde no hay peces”. Ese recuerdo de Nitzseche sobre Jesús, un imaginario que nos hace pensar y caer en cuenta que debemos en este debate pescar donde están los peces y no en estanques vacíos. El único que tiene votos es Rodolfo y unidos con los de los “enanos” se le ganaría a Petro y su pandilla del “pacto de la indecencia”, creado para saquear al país. Petro, Roy Barreras, Benedetti, Bolívar, etc, “lumbreras en materia económica”. Han pasado por todos los circos políticos, acróbatas y malabaristas de las ideas de cuerda floja. Cobardes caminantes de las sombras y la madrugada. Atiborran bolsas de dinero sin procedencia explicable. Gatos melifluos, melosos, rozan las piernas, dan el zarpazo y huyen. Expertos en la pedagogía del odio.

Punto aparte. Además de la Pandemia, una peste peor: Los anarcosocialistas de “la primera línea”, convirtieron las paredes de las casas de los barrios populares, en cárceles sin libertad personal. Distorsionaron el concepto de libertad. “Nadie se meta conmigo que yo con nadie me meto”. “En casa hago solamente lo mío, vivo en pantaloneta, con chanclas, como y bebo como quiero”. Contrasta con la comunicación social de los que nacimos antes de los años sesentas. “...cuando la pobreza facilitaba la ayuda ente vecinos y los hijos parecía que fueran de todos“. Es antinatural el aislamiento de las familias. Hoy el aislamiento social del miedo entre paredes genera lo que se está viendo en América Latina. Adoctrinadores, demagogos, fuerzas de choque de primera línea, que quiebran la voluntad en las comunidades y obligan al votante. En América Latina, Colombia siempre ha sido el faro de la libertad. No nos dejemos intimidar.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad