domingo 24 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Trueque. “ ...por siete gatos de angora”

Escuchar este artículo
Image
Columna de
Sergio Rangel

En mi época ya bastante lejana, de la que solamente los afortunados y los no amargados podemos recordar, se decía, ... “más falso que una una moneda de cuero” Y es que existieron monedas de cuero. El padre de los Espinosa Valderrama, quien no tenía la tecnología, estampaba monedas en medallones de cuero, con una rudimentaria prensa y un troquel. Con esa moneda le pagaba a los trabajadores con la que solamente podían comprar en su tienda. Negocio redondo como el que tienen los Bancos hoy día.

El que sabe sabe ... va adelante. Decía mi vecino en Wilches, Carlos Obregón, un ermitaño que vivía del conocimiento. Tenía un huerto en ese clima abrasador, de soles canículares y de inviernos que parecían no tener fin. Habichuelas, tomates, lechugas, brócolis, los canjeaba por servicios, macaneos, podas y todo lo que menestaba.

He venido insistiendo en que en esta pandemia se va a agotar el dinero circulante y del peligro que eso conlleva. Volver al trueque, cambiar bienes por trabajo, trabajo por bienes o bienes por bienes. No es una locura. Antes de inventar el dinero el hombre hacía trueque, el dinero se inventó para facilitar las transacciones.

Este tema del trueque lo hemos venido tocando con cafeteros e industriales. Los pequeños caficultores que nunca hemos podido disfrutar de las mieles del dólar a buen precio, inventamos tostar el café, empacarlo, colocarle un nombre y salir a venderlo. Nadie lo compró. Entonces el trueque sería una buena fórmula. Brasil vende el 50% de su cosecha en los mercados internos, la mayoría en trueque por vehículos, guadañas, herramientas, fertilizantes, ropa, servicios etc. En Colombia solamente se compra el 10% de la cosecha, para el consumo interno. Aquí bebemos la pasilla que queda de la exportación y la pasilla que entra de contrabando de Vietnam.

En conversaciones virtuales con Alfonso Penagos (Penagos Clausen), Daniel Navas (Café Total), Oswaldo Acevedo (café Mesa de los Santos), Gloria Pardo (café Sierra Morena), Lizet Arenas (Tostion & Aroma) se ha concluido que el trueque nacional e internacional es viable sin necesidad de entrar en costosas App, viendo que existen redes sociales y también plataformas de venta (Mercado Libre, Tu Compraap, etc, etc).

Adendo. El Libro Total desde Bucaramanga, una de las biblioteca virtuales más completas del mundo, ha llevado felicidad a los invidentes. Los audiolibros también son fascinantes para los que perdieron la costumbre de leer en esta época.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad