sábado 01 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Atención a la depresión

Se calcula que en el mundo hay 350 millones de personas con depresión, que afecta hasta el 60% de la población mayor de 60 años.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

Gran consternación generó en la comunidad médica y la ciudadanía la muerte del Doctor José Fernando Robledo, Cirujano Mastólogo muy reconocido y apreciado por sus pacientes, colegas, alumnos y por la comunidad en general. El Doctor Robledo se unió a la interminable lista de colegas que han decidido terminar con su existencia a través del suicidio.

Este nuevo caso prendió nuevamente las alarmas en relación a la depresión. Definida por la OMS, “la Depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”. En términos más sencillos, es un estado de tristeza persistente.

Se calcula que en el mundo hay 350 millones de personas con depresión, que afecta hasta el 60% de la población mayor de 60 años. En este grupo etáreo, algunos países reportan depresión mayor con prevalencia hasta de un 11%.

La mayor complicación de esta enfermedad es el suicidio, el cual ocurre en 800.000 personas anualmente en el mundo. Cifras en Colombia reflejan que en el 2019 se presentaron 1.024 suicidios, de los cuales el 43% en jóvenes menores de 28 años, cifras alarmantes para nuestra sociedad.

En el grupo médico el problema es mucho más grave. Comparado con la población en general, tiene el doble de riesgo de cometer suicidio, que se aumenta aún más en las mujeres.

Temas como exceso de trabajo, problemas económicos, presiones de empleadores y pacientes al momento de ejercer la medicina, son causantes de esta epidemia de depresión y suicidio. La comunidad médica prendió las alarmas a nivel mundial y creo la campaña Crazy Sox para prevenir e intervenir la depresión y su peor consecuencia, el suicidio.

En Colombia, por razones difíciles de entender, es mal visto pedir ayuda sicológica cuando una persona presenta síntomas de depresión. Asistir al sicoterapeuta estigmatiza al paciente.

Es importante romper con ese paradigma y concientizar a la población de la importancia de pedir ayuda psicológica prontamente.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad