sábado 30 de abril de 2022 - 12:00 AM

Bucaramanga 400 años

En todo este esfuerzo para conmemorar los 400 años de Bucaramanga, es nuestro deber como ciudadanía vincularnos de forma activa, acompañando y apoyando estos nuevos espacios y haciendo una veeduría responsable de las obras que se adelantan.
Image
Columna de
Victor Castillo

El trabajo desarrollado por el sector público y empresarial para conmemorar los 400 años de Bucaramanga ha dejado resultados importantes para el presente y futuro del municipio. La remodelación de los parques Solón Wilches, La Concordia, Bruno Batello y el de Los Periodistas ilusiona y nos permite soñar con retomar aquello de ‘Ciudad de los Parques’.

Bucaramanga se está embelleciendo y acondicionando con la restauración de la malla vial, la construcción de nuevos andenes y la inversión en el sector rural. La ciudad se preparó para recibir eventos de gran magnitud, como el Congreso Colombiano de Cardiología, que reunirá a más de 2.000 profesionales de la salud entre el 4 y el 7 de mayo en el Centro de Convenciones de Neomundo. Esta será una oportunidad grandiosa para enseñar toda la calidad en salud que tenemos en Bucaramanga y el área metropolitana.

Nuestra ciudad también será sede de la Copa América Femenina de Fútbol. En el estadio Alfonso López se jugarán en julio las semifinales, el partido por el tercer puesto, y la final de este torneo que atrae la atención de todo el continente. Para este año, también está previsto que la Media Maratón de Bucaramanga – FCV, que llega a su edición número 20, se vuelva a realizar de forma presencial.

En el apartado cultural, ya se conoció que la Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro 2022, se realizará del 29 de agosto al 4 de septiembre, y como de costumbre congregará en la ciudad a escritores y artistas destacados de Colombia y el mundo.

Eventos de esta magnitud y la inversión transparente de recursos públicos posicionan a Bucaramanga como la ciudad importante que es y ayudan a dinamizar la economía, que ya muestra una recuperación importante tras los efectos de la pandemia de COVID-19.

En todo este esfuerzo para conmemorar los 400 años de Bucaramanga, es nuestro deber como ciudadanía vincularnos de forma activa, acompañando y apoyando estos nuevos espacios y haciendo una veeduría responsable de las obras que se adelantan.

También es importante asumir una cultura de respeto. Si nos comprometemos todos a proteger y cuidar los espacios y bienes públicos, a seguir las normas de tránsito y en general las reglas básicas de conductas para llevar una sana convivencia, construiremos juntos una mejor ciudad. Podemos trabajar por hacer de Bucaramanga un mejor lugar cada día. Nuestra tierra se merece ese regalo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad