sábado 31 de agosto de 2019 - 12:00 AM

El gran Santander

Debemos rehacer a este gran Santander, que sea el más próspero del país
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

Acabamos de terminar las celebraciones de los 200 años de la independencia de Colombia, proceso emancipador que fue gestado en tierras Santandereanas especialmente en la provincia del Socorro por habitantes que se levantaron contra la injusticia de los tributos, la corrupción y el saqueo de la corona española, personas como José Antonio Galán, Manuela Beltrán, Antonia Santos, los más de 300 habitantes de Charalá entre mujeres, ancianos y niños, porque los jóvenes estaban en las filas del ejército libertador que ofrendaron sus vidas al oponerse con palos y machetes al ejército español en la mal llamada batalla del río Pienta, con el único objetivo de retrasar el avance de este hacia la capital a reforzar al ejército de Barreiro, quien acababa de recibir una gran derrota con pérdida de muchos hombres en la batalla del pantano de Vargas y esta acción permitió que en el puente de Boyacá el ejército libertador ganara la batalla al encontrar al ejército de la corona diezmado y así consolidar la libertad.

Gracias a esa valentía y pujanza de nuestros antepasados durante el siglo XIX el gran Santander era la región más prospera de la Nueva Granada; Socorro competía con Bogotá por ser la capital y era pionero en muchos sectores económicos; aquí nacieron la industria de textiles, cerveza, quina, tabaco, caña de azúcar, entre muchas otras.

La inmigración alemana en la segunda mitad del siglo IXX trajo a la región unas nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo muy importantes. Desafortunadamente después de la guerra partidista de los mil días y como retaliación, el presidente Reyes elegido popularmente y posteriormente auto nombrado dictador, después de varios intentos dividió al gran Santander en dos departamentos, en contra de los habitantes de toda la región.

Debemos rehacer a este gran Santander, volver como en el pasado a que sea el más próspero del país, donde nos sintamos orgullos de nuestra región; tenemos todo para hacerlo, solo requerimos decidirnos, debemos hacer la gran revolución social y económica basada en la lucha en contra de la corrupción, donde el emprendimiento, la creatividad y la productividad trasforme la sociedad, con la generación de muchas empresas y negocios que produzcan riqueza y le de la oportunidad a su gente, de crecimiento y desarrollo con equidad, debemos a atrevernos a cambiar los paradigmas, iniciativas como el distrito metropolitano, mejorar considerablemente la movilidad, mas kilómetros de ciclovías, centros peatonalizados y estéticamente lindos y seguros sin vendedores ambulantes y sin tugurios comerciales.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad