Publicidad

Victor Castillo
Viernes 19 de enero de 2024 - 12:00 PM

Es hora del Distrito Metropolitano

Compartir
Imprimir
Comentarios

El crecimiento que experimenta el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), integrada por Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta, requiere una visión integral y coordinada para afrontar desafíos futuros. He abogado de manera persistente por la unificación de estos municipios en una ciudad metropolitana, no solo como opción, sino como una necesidad apremiante para promover el beneficio común en la región.

La fragmentación administrativa actual en el AMB obstaculiza la eficiente utilización de recursos y la aplicación de políticas coordinadas. Más que una mejora administrativa, la propuesta busca catalizar un desarrollo sostenible y equitativo. Es crucial iniciar un debate integral, proponiendo un nuevo modelo urbano para mejorar el desempeño institucional, promover la equidad y calidad de vida de los habitantes. La presencia de múltiples secretarías y entidades, la disparidad en los impuestos prediales y el número de concejales, actualmente reflejan incoherencias que impactan negativamente en la productividad y generan costos innecesarios.

Según un estudio detallado de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, divulgado en un informe público, la urgencia de esta transformación es evidente. La unificación de los municipios en un solo distrito permitiría una planificación estructurada. La implementación de un estatuto tributario único tendría un impacto favorable en los sectores comerciales, industriales y habitacionales, atrayendo inversiones y estimulando el crecimiento empresarial.

La creación del Distrito Metropolitano actuaría como imán para la captación de capitales, potenciando el desarrollo económico y la competitividad a través de la integración de la industria, comercio, sector salud y turismo. La adopción de un régimen especial otorgaría facultades específicas a sus órganos y autoridades, adaptándose a las necesidades particulares de la región.

La consolidación facilitaría, además, la implementación de un plan de ordenamiento territorial integral, promoviendo un desarrollo armonioso y continuo. Con más de 1.2 millones de habitantes y contribuyendo significativamente al PIB de Santander, de acuerdo al último informe del DANE que destaca un 47.2 %, el AMB requiere medidas audaces para maximizar su potencial completo. Abordar desafíos como la tasa de informalidad del 43.4 % (según datos de esta misma entidad a 2023), demanda enfoques integrales. Además, la unificación de los municipios no solo simplificaría la prestación de servicios públicos, sino que posibilitaría una gestión eficiente de los recursos de los ciudadanos.

Es tiempo de superar barreras administrativas y avanzar hacia un futuro compartido. Los líderes deben demostrar su grandeza al insistir en la idea de una ciudad metropolitana como apuesta por el progreso. Esto implica un acto de visión estratégica y liderazgo, donde el compromiso con el bienestar común es clave para consolidar una perspectiva metropolitana perdurable y dejar un legado positivo para generaciones futuras. Necesitamos un cambio hacia un modelo más racional y eficiente para garantizar el bienestar y la prosperidad de la región a corto plazo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad