sábado 02 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Es necesario preservar el empleo

debemos hacer una gran campaña para comprar preferiblemente productos hechos en Santander
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

Se conmemoró el Día Del Trabajo y quiero hacer un reconocimiento muy especial a todos los santandereanos que con su labor diaria han forjado esta región y la han hecho cada día más grande. La importancia que tiene la fuerza laboral para el desarrollo económico y social hace que sea imperativo en estos momentos preservar el empleo.

Para todos es conocido que diferentes sectores de la economía están amenazados por la grave situación que se está viviendo en el mundo por la pandemia producida por el covid-19. Diferentes analistas e inclusive el DANE pronostican una pérdida de empleo superior al 20% en el país. Estas cifras reflejan la gravedad de las consecuencias económicas de la pandemia que, además de cobrar vidas, repercutirá en el incremento de la pobreza y pérdida de la calidad de vida.

Con base en estas proyecciones es imperativo que nos enfoquemos como sociedad en preservar los empleos, con la convicción de que cada empleo perdido es un retroceso. Para esto es esencial apoyar la reactivación económica y, muy importante, hacerlo en un corto tiempo, pero sin arriesgarnos a incrementar el número de pacientes con covid-19. Esta tarea es compleja pero la debemos hacer y está en nuestras manos.

Se deben implementar y mantener medidas de distanciamiento físico, asegurando que la ocupación en el transporte público no sea mayor al 35%, al igual que en las plantas de producción, supermercados, restaurantes y en todos los escenarios públicos y privados donde se desarrollan actividades. La toma constante de la temperatura, el uso permanente de tapabocas asociado con las caretas, el lavado de manos cada dos horas, el uso de alcohol con la frecuencia necesaria en relación a la exposición, y la aplicación de los protocolos de reingreso a la vivienda, son precauciones que se deben seguir.

Estas medidas son imperativas para reactivar la producción y el comercio, incluyendo los centros comerciales. Se deben cambiar las costumbres sociales, la ciudad debe abrirse a la estrategia 7x24, que permite distribuir la jornada en diferentes turnos al día para que en cada uno de ellos asista a las empresas solo una tercera parte de los trabajadores. Para hacer esto viable se requeriría temporalmente unas concesiones por parte de los trabajadores renunciando a los recargos nocturnos y dominicales durante el tiempo de la pandemia. Asociado a esto debemos hacer una gran campaña para comprar preferiblemente productos hechos en Santander, así sean un poco más costosos o de diferente calidad, con el compromiso de los empresarios de hacer su máximo esfuerzo para corregir en el tiempo estas diferencias respecto a productos importados o de marcas reconocidas. Cuando compramos productos santandereanos protegemos el empleo del departamento.

Necesitamos un gran esfuerzo e ingenio de los empresarios de los sectores más afectados, como restaurantes y turismo, para reconvertir sus empresas y hacerlas viables.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad