sábado 23 de julio de 2022 - 12:00 AM

Gobernar con todos los sectores

Image
Columna de
Victor Castillo

Con una mayoría de corrientes progresistas, el pasado 20 de julio se instaló el nuevo Congreso que acompañará al Gobierno del presidente Gustavo Petro Urrego. El presidente del Senado, Roy Barreras, inició manifestando que se requerirán mínimo 12 años para implementar las transformaciones que nos acercarán a ser una sociedad más equitativa. No obstante, el líder del Pacto Histórico prometió quedarse un solo periodo en el poder.

El factor transformador más importante es la educación, y Alejandro Gaviria en este ministerio garantiza el conocimiento y la gestión. Es muy importante romper con los esquemas y manejos burocráticos de parte de los diferentes grupos de interés al interior de esta cartera para lograr resultados contundentes.

Además de los proyectos de ley para potenciar la educación, desde ya se iniciarán las discusiones para impulsar tres iniciativas fundamentales para el nuevo Gobierno: la reforma tributaria que busca recaudar 50 billones adicionales cada año y que es la más ambiciosa de los últimos tiempos;

la reforma política anticorrupción, propuesta nueva y muy oportuna que ojalá arroje los resultados esperados; y la creación del ministerio de la paz, seguridad y convivencia, a donde se trasladará la Policía Nacional, hoy adscrita al Ministerio de Defensa. Esta última es tal vez la reforma que más atrae la atención porque con la segura desaparición del ESMAD, hay quienes prevén que nuestra fuerza pública se pueda convertir en una herramienta política.

Otro de los proyectos banderas de la nueva administración es la creación del Ministerio de la Igualdad, promovido por la vicepresidenta Francia Márquez. Más allá de una nueva cartera, lo que se requiere es una transformación profunda.

Santander, aunque tiene campo de mejora, es una prueba de que es posible avanzar hacia una sociedad más justa. Nuestra región es considerada la más equitativa del país, con la mayor clase media, menor tasa de pobreza y pobreza extrema, y mejores niveles de educación, con presencia de diferentes colegios en el ranking de mejores instituciones educativas. Igualmente nos destacamos por el alto nivel en educación superior y en salud, donde estamos en un lugar privilegiado en equidad y calidad (segundo, de acuerdo con el Índice Departamental de Competitividad – Pilar Salud).

Hoy nos hemos posicionando como la tercera región más competitiva del país y Bucaramanga es la ciudad con la menor tasa de desempleo en Colombia. Estos y otros logros, gracias al empuje y desarrollo de las fuerzas vivas de la sociedad como la Cámara de Comercio, gremios y sociedad en general, que se han articulado con los gobiernos de turno para jalonar nuestro desarrollo. La nueva Presidencia debe trabajar mancomunadamente con todos los sectores, evitando caer en estigmatizaciones y entendiendo que el desarrollo solo es posible si la sociedad dispone de herramientas como educación, salud, empleo, entre otros factores fundamentales que permitan la participación activa de la población en los procesos productivos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad