sábado 28 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Gracias a la administración Hernández

Gracias al Ingeniero Rodolfo y a su equipo de gobierno por devolvernos la esperanza por un futuro mejor para nuestra ciudad.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

Finalizado el mandato del cuatrienio anterior de alcaldes y gobernadores, quiero hacer un merecido reconocimiento al ingeniero Rodolfo Hernández y su administración por los logros obtenidos.

Las últimas encuestas mostraron el aprecio de la ciudadanía a su gestión, reflejada en el apoyo masivo a su candidato, quien de lejos ganó las elecciones con más de cien mil votos en relación al siguiente candidato. Se requiere tener mucho talante y capacidad de administrar no obstante tener que lidiar con un Concejo de mayoría liberal, que desde el inicio de su mandato montó una férrea oposición para obligarlo a entregarles secretarías e institutos descentralizados, como lo hicieron en los últimos 20 años, y hacer del presupuesto las fiestas acostumbradas a favor de sus bolsillos. Sin embargo, el ingeniero, con su talante Piedecuestano, no se dejó intimidar e impuso su parecer para el beneficio de la ciudad. Hoy somos testigos y podemos afirmar que entregó la ciudad saneada económicamente, y mejor todavía moralmente. Las compras y licitaciones brillaron por la trasparencia, hecho reconocido hasta por sus enemigos. Realizó un gran trabajo en los barrios populares, donde invirtió importantes recursos en construcción y mejoramiento de colegios públicos, en centros de salud, espacios deportivos y de esparcimiento, ágoras y en general obras que mejoran la calidad de vida de la comunidades menos favorecidas.

Junto con la Cámara de Comercio de Bucaramanga y Comfenalco creó los centros Progresa, para ayudar a generar emprendimientos que generen empleo y desarrollo social que ya están dando resultados en este sentido. Debo hacer un reconocimiento especial al Jefe de Gobernanza, Manolo Azuero, quien mostró su capacidad y liderazgo en la organización de la operación de la administración municipal y le dio ese estilo emprendedor y juvenil como complemento a la veteranía y conocimiento del ingeniero, con quien conformaron un excelente equipo. Muy importante resaltar su valentía al oponerse a la intentona politiquera de tomarse el poder a través del frustrado Alcalde encargado Germán Torres. Con gran compromiso y una claridad propia de su estilo, le cantó la tabla e impidió que se mantuviera en esta posición. A buena hora fortaleció al equipo de trabajo, permitiendo terminar el plan de gobierno planeado desde el inicio de la administración. Con personas como Manolo vemos con mucho optimismo el futuro de la región. Tenemos una nueva generación de ciudadanos dispuestos a hacer política sana, honesta y con eficiencia administrativa para el bien de Santander y Colombia.
Hoy podemos estar seguros los santandereanos que nuestra región está cambiando. Se requerirán varios periodos para consolidar esta transformación y todos debemos comprometernos con este propósito.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad