sábado 06 de junio de 2020 - 12:00 AM

Hay que generar conciencia ambiental

Es nuestra responsabilidad fortalecer la lucha por la preservación del Páramo de Santurbán y el futuro del agua para 2 millones de habitantes.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Victor Castillo

Esta columna la estoy escribiendo el 5 de junio, fecha elegida hace 46 años por la ONU para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente. Paradójicamente, este tiempo está marcado por ser el periodo en el que más daño se le ha causado. Este día se estableció con el objetivo de difundir todas las acciones para la preservación ambiental y promover la consciencia global a favor del medio ambiente. Además, es considerado por el organismo mundial como el más importante dentro del calendario oficial de las Naciones Unidas. Desde hace varios años, nuestro país fue seleccionado como anfitrión para llevar a cabo, en colaboración con Alemania, la celebración mundial de este importante día en el 2020. Este foro, donde participan más de 150 países, es desde 1974, el escenario de divulgación pública ambiental más grande del mundo y la plataforma para promover el progreso en las dimensiones ambientales del desarrollo sostenible.

Para este año, la temática a analizar es la biodiversidad, precisamente por ser Colombia la segunda nación con mayor riqueza en esta área, que no hemos sabido utilizar como el activo más importante del país, donde se ha permitido su destrucción acelerada. Desafortunadamente, la importancia de este día ha sido opacada por la pandemia del COVID-19, que ha impedido darle la relevancia que se merece. Sin embargo, es importante la tarea de generar consciencia de la necesidad imperativa de cambiar nuestra forma de pensar y actuar. Es urgente implementar en todos los niveles de las actividades empresariales, el Gobierno y la sociedad acciones reales que nos permitan proteger al planeta.

La deforestación, la agricultura intensiva, la invasión de hábitats de la vida silvestre y la aceleración del cambio climático han producido una pérdida del equilibrio con la naturaleza. Se debe conectar lo urbano y lo rural, promover la educación ambiental, estimular el uso de la bicicleta para disminuir la producción de los gases de efecto invernadero, y luchar por la preservación de los páramos y las fuentes de agua.

Es nuestra responsabilidad fortalecer la lucha por la preservación del Páramo de Santurbán y el futuro del agua para 2 millones de habitantes, que no pueden verse amenazados por la explotación minero energética. El precio de hacerlo será muy alto para las generaciones futuras. Precisamente para velar por este objetivo nace la Fundación AMB, promovida por el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, que se dedicará a temas de reforestación, cuidado de las cuencas hídricas, cuidado y promoción del páramo con protección de su biodiversidad, ayuda a los habitantes de la zona, con el compromiso de mantener el equilibrio y generación de actividades que permitan disminuir, y ojalá desaparecer, la mendicidad, canalizando recursos internacionales, nacionales y locales en actividades que puedan ser compensadas económicamente como mantener limpia la ciudad, sembrar árboles o pintar vías. Este es un trabajo conjunto.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad