sábado 23 de septiembre de 2023 - 12:00 AM

Victor Castillo

Hechos incomprensibles

Image
Columna de
Victor Castillo

Me resulta verdaderamente complicado entender la naturaleza humana. Como médico, he dedicado 45 años de mi vida a ayudar a los pacientes en todas sus dimensiones y a trabajar incansablemente para impulsar transformaciones en la sociedad y el sistema de salud de la región y el país. Es por esto que no comprendo la cantidad de maldad que algunos seres humanos pueden albergar. Esta oscuridad no es un fenómeno nuevo; se remonta a los albores de la humanidad. No podemos olvidar el relato bíblico de Caín, quien mató a su hermano Abel, marcando así el inicio de una historia de comportamiento destructivo que parece perseguirnos sin cesar.

Es desconcertante observar los acontecimientos recientes. En el plano nacional, impactantes revelaciones surgidas durante audiencias en la JEP, en las que exmilitares han confesado horribles asesinatos de jóvenes inocentes, disfrazándolos como guerrilleros caídos en combate e incluso involucrando a un general de la República, son difíciles de asimilar y parecen extraídas de una película de terror. ¿Qué clase de motivación puede llevar a cometer tales actos, incluso por una recompensa tan insignificante como una medalla o unos días de vacaciones? Dichas acciones han dejado un doloroso legado de luto que ha impactado a más de 6.000 familias colombianas.

Tampoco podemos pasar por alto la brutalidad de los actores de violencia terrorista en el país, quienes secuestran niños para convertirlos en cómplices de crímenes atroces o, peor aún, en víctimas de explotación sexual. A pesar de la larga historia de violencia que ha marcado a nuestra nación, es preocupante constatar que en las últimas décadas esta situación parece haber empeorado.

En cuanto al ámbito internacional, ¿cómo entender el comportamiento del presidente ruso Vladimir Putin, quien ha lanzado una invasión injustificada en Ucrania, causando la muerte de cientos de personas, en su mayoría civiles indefensos, todo en búsqueda de poder? No podemos ignorar otros horrores que han ocurrido en el mundo, como el asesinato del presidente de Haití a manos de exmilitares colombianos, o la represión constante del régimen cubano, que ha cobrado la vida de miles de seres humanos a lo largo de décadas de opresión hacia su pueblo.

Es innegable que existen trastornos mentales que explican parte de este comportamiento aberrante, donde quienes los padecen no distinguen entre el bien y el mal, y actúan a favor de su satisfacción personal. No obstante, es esencial que como sociedad trabajemos para prevenir la maldad. A través del conocimiento, la compasión y la colaboración, podemos construir un mundo donde la humanidad supere las sombras que ocasionalmente amenazan nuestra convivencia. Cada uno de nosotros tiene el poder de hacer el bien, y este compromiso individual puede iluminar el camino hacia una sociedad más comprensiva y justa.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad